nieve

18 de febrero de 2014

Un reno para lucir

Ya conocéis todas mi pasión por los renos, los adoro...pero este que os enseño hoy no es para decorar en uno de mis rincones, sino para lucirlo yo misma, cuando me pongo guapa, me retoco y me coloco los complementos que tanto me gustan...Hoy martes cuelga de uno de mis maniquís, el más grande, regalo de Víctor cuando éramos novios. Luce resaltando sobre el corsé sinuoso de la señorita. De latón viejo, simplemente representa la cabeza de un reno, de grandes cuernos y alrededor de su cara pequeños brillantes que lo dotan de elegancia. Fue verlo y me enamoré...alrededor del cuello y con cualquier prenda que me lo ponga quedará genial. Después solo queda buscar en el joyero unos pendientes para complementar el conjunto y estarán listos para presumir...






¿Y que puede hacer una amante por la decoración como yo?...Pues acercar mi mesita de hierro blanco y cristal, colocar allí el gran maniquí y enseñaros algunos complementos. Este romántico velador comprado en Ikea, queda genial en cualquier rincón y en mi casa siempre va de un lado para otro. Del salón al pasillo...de la entrada al pequeño distribuidor...Pero donde realmente queda ideal es al lado de la gran cama de mi dormitorio porque hace perfectamente juego con ella. Por el color, por el torneado del hierro y porque pertenecen a la misma colección...Además ya me conocéis, si despliego parte de mis complementos como el alargado cojín con lágrima incluida, el delicado bulbo rosado, mantas de pelo y corazones de tela, el entorno se viste de matices afrancesados y cálidos, tan de mi estilo y del vuestro...


















¿Que os parece chicas?...Renos en mi casa abundan, no solo para decorar en baldas y repisas, sino también para lucirlos yo misma. Ya solo me queda tener uno de verdad correteando por mi vergel. Aiiiiiiiiiiiiiiiiiiiii, os confieso que es uno de mis animales favoritos, que le vamos a hacer, por el momento me conformo con disfrutarlos aunque solo sea en pequeñas figuritas..
Y llegó el martes...¿Y que nos queda?...Pues ir a por él y disfrutarlo como se merece, faltaría más, energía nos sobra y a raudales...

¡Feliz día para todas!

2 comentarios:

  1. Una habitación de los campos Eliseos, parisina total, que hermoso es el blanco y con estos maniquís de salón francés de alta costura. Y los renos creía que eran de adorno los que te gustaban pero ya viene de años que al ponerte tus mejores galas, el reno contigo. Todo precioso, que disfrutéis muchísimos años de este encanto de hogar.

    ResponderEliminar
  2. Holaaaa!!! Me parece muy original que la cadenita salga desde las astas del reno...con un jersey de cuello vuelto en liso creo que se vería ideal. Aquí en España no tenemos renos pero si unos maravillosos ciervos...que deben de ser primos hermanos por lo que se parecen jijiji. El verano pasado estuvimos en el Parque Nacional de Cabañeros y nos enamoramos de los ciervos...es un animal majestuoso y con porte...y los chiquitines bambis ....ohhhh qué lindos. Cariños

    ResponderEliminar