nieve

17 de enero de 2017

Un reloj muy vintage...

Hoy preciosas, la cita con vosotras es en la cocina. Me he querido poner bien guapa porque después me voy a comer con unas cuantas amigas maravillosas, una de esas quedadas que nos sientan tan bien y que nunca queremos que se acaben. Pero antes no quiero marcharme sin mostraros un delicioso regalito de manos de Víctor. Vaya, que bien empiezo el año chicas, no solo recibo obsequios varios llegado Reyes, sino que también, en un día cualquiera, me agasajan con un paquetito muy vergeliano. Ya veréis...
Llega ayer Víctor y me dice que entre en la cocina que tengo una sorpresita. Yo cuando él me dice esto, ya se me dibuja una enorme sonrisa, más que nada porque conoce mis gustos a la perfección y cuando compra algo pensando en mi, sé que va a acertar de lleno...
¿Qué será chicas?...
Lo abro con sumo cuidado y curiosidad...
 Ohhhhhhhhhhhhh, ya veis mi sonrisa espléndida y ya adivináis lo que escondía la bolsa...
 Un reloj muy vintage, tal cual dijo Celia cuando a la par que yo descubría el regalo...
 Esperad chicas que os lo acerco un poquito más...
 No puede gustarme más. Su forma redonda, su color, su tamaño y los motivos especiales que lo decoran...
 Flores indispensables para una vergeliana como yo, finas agujas de hierro negras a juego con los números que marcan las horas...

 Y esas palabras tan francesas que lo hacen más romántico si cabe...
Ya me conocéis todas. Lo cojo con mis manos y lo muevo de un lugar a otro para darle ese lugar adecuado que todo especial objeto necesita...
 Junto al ventanal...
 Queda genial. Se pueden ver las horas desde cualquier punto de la cocina y más luz no puede él recibir...
 Me lo miro y remiro, con una cosita tan mona da igual la hora del día en que nos encontremos...
 Tasa perfectamente con toda la decoración, con esas lágrimas de cristal colgando de la lámpara...
Con mis nuevas plantas anaranjadas adquiridas...
 Y con las piezas de la vajilla tan blanca. Adorables son los colores delicados de mi nuevo reloj, esos rosados, verdes y ocres...
 Esas rosas antiguas con su pétalos bien abiertos harán recordar, sin dudarlo, que en esta cocina habita una auténtica amante de las flores y plantas. Os cuento que Víctor lo compró en una gran tienda de un pueblecito de Gerona al que acude muy a menudo debido a su trabajo. Suele pasarse por allí a mirar novedades y os confieso que aunque no suele admitirlo, él también es un gran amante de la decoración y le encanta adquirir piezas para su hogar. Creo que por esta ventana abunda algún que otro vergeliano haciéndonos competencia...
Desde luego viendo ese reloj vintage tan bonito y diciéndome Víctor todo lo que alberga esa tienda en Gerona, ya estoy deseando poner un día los pies en ella para perderme en total inspiración...
Ya es media mañana, aprovecho para regar un poquito mi pequeño helecho que no sé yo si me va a resultar en pleno interior, ya veremos...
Coloco el reloj en su lugar después de habéroslo enseñado bien de cerca...
Junto al corazón verde de muérdago como recuerdo de las navidades pasadas...
Ya sabéis que dicen que debemos mantener un adorno de ellas todo el año y yo esta vez me quedo con semejante mágico colgante...
Me ahueco el pelo ligeramente...
Retoco tenuemente mi maquillaje...
Para desearos a todas un maravilloso día de martes. Ahora me marcho rauda al encuentro de mis dulces amigas, nos espera una comida de esas que se alargan, casi, casi, con la merienda de la tarde...

Mañana toca nuevamente miércoles vergeliano. Sigo sin recibir fotos de vuestras especiales cositas, pero no os preocupéis ya encontraré yo una espectacular casa con la que haceros soñar, de eso se trata, de robaros el corazón con cada instantánea escogida...
¡Hasta mañana preciosasssssssssssssssssssss!

8 comentarios:

  1. Matilde estas guapísima no lo siguiente..el vestido te va de maravilla.....y el pelo muy bonito.
    En cuanto al reloj ....propongo una excursión a Gerona...qué os parece vergelianas...y de guía a Víctor .....je je..
    Un saludo .
    Teresa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ja,ja, Teresa, Víctor nos llevaría a todas de inmediato y lo bien que lo íbamos a pasar. Excursión aprobada, seguro, por unanimidad. Gracias por tus piropos, aunque no estoy muy alegre ni animada, pero juntarme con mis amigas me levanta el ánimo muchíiiiiisimo. Lo mismo que hablaros por aquí a todas a diario, sois mi medicina natural. Feliz tarde de martes preiosa...

      Eliminar
  2. Estas muy guapa, siempre tan arreglada, el pelo precioso.Pues el reloj es monísimo de los que tanto nos gustan por románticos por las florecillas que gusto tiene Victor en todo lo que te compra.A Jaume también le gusta mucho la casa y la de veces que es él el que me empuja a comprar detalles que yo me hago la remolona porque siempre estoy que ya esta muy lleno que esto que lo otro, pero sin gran esfuerzo me convence y llegamos a casa y siempre me dice donde puede quedar bien y la verdad que acierta.Hoy estoy acabando un detalle y ayer hice otra cosita, se me escapa el tiempo volando cada vez más de prisa.Cuando te escribo ya estareís de sobremesa con risas y alegrias con las amigas.Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Holaaa,Matilde y chicas,que detalle más precioso de alguien que te ama,conoce a la perfección tus gustos, vergelianos,lógico que le gusta a Victor la decoracion,teniendo,semejante mujer, a su lado,Matilde ,yo también digo que estas preciosa,vestida, el pelo hermoso,de ese reloj me enamore,en donde lo pongas queda precioso,quee bueno que te encuentres con tus amigas,es, para que lo pases super bien,arriba ese animo,a pesar de todo,ya nos contaras,a ver mañana una casa para soñar besos para vos y lo mismo a todas las vergelianas, hasta mañana.

    ResponderEliminar
  4. Hola Matilde, a estas horas supongo que por muy larga sobremesa ya habréis acabado jajajaja, muy guapa estás en estas fotos, con la melena, y tú vestido preparada para esos bonitos encuentros con amigas.
    Bueno y Víctor que detallista, y te conoce a la perfección con ese reloj vintage tan bonito .
    Bueno deseo que estés más animada y hayáis pasado un día estupendo.
    Buenas noches

    ResponderEliminar
  5. Hola Matilde, me encanta el reloj, tan vintage, tan romántico. Un acierto total de tu Víctor. Ha de ser una tremenda gozada visitar esa tienda en Gerona. Muy guapa, como siempre, deseo que lo hayas pasado super bien con tus amigas.Muchos besitos para ti y las vergelianas, a la espera de lo que nos vas a mostrar mañana 😙😙

    ResponderEliminar
  6. Hola!!! Qué precioso vuestro reloj...yo ando detrás de uno para mi cocina pero no doy con él.
    Mareeeee qué frío está haciendooooo!!! Cariños

    ResponderEliminar
  7. Qué reloj más bonito, me encanta! Y colocadito al lado de la corona queda precioso! Yo, si fuera tú, ya habría salido corriendo hacia esta tienda de Girona, jajaja! Un abrazo

    ResponderEliminar