nieve

7 de abril de 2013

Vivir en un cobertizo

Hoy pasando volando por aquí, el día es estupendo y nos vamos a comer fuera... Víctor nos invita a nuestro restaurante favorito para celebrar su cumpleaños. Pero antes os dejo imágenes de un cobertizo convertido en casa rural. Con el mar como vecino, rodeado de jardín y con vistas a una deliciosa playa...Un lugar donde poder escaparse los fines de semana, sobre todo ahora que llega el buen tiempo, desconectando totalmente del ajetreo diario...Perderse y dejarse llevar...¿quien de nosotras no sueña con ello?...
La casita es toda una maravilla...creada en un ambiente sencillo y acogedor. Paredes de lamas de madera, suelos de parquet, grandes ventanales, muebles de ratán...Sin olvidar ese estilo tan campestre que le dan los detalles sencillos, tales como la rama de flores de magnolio en el jarrón de cristal o las alfombras y cojines de tejidos naturales.
No os digo más, mirad las fotos que os la dejo bien grandes y disfrutad con ellas...El domingo ha empezado y yo os deseo que lo paséis genial y ojalá el tiempo este repleto de solecito...por aquí la primavera se ha hecho dueña del día...¡Qué maravilla!...

¡Besazos y feliz día para todas!
Via



2 comentarios:

  1. Buenas noches Matilde!! Una casa preciosa, con muchos detalles que me encantan ;)
    Besitoss y buen comienzo de semana!!

    ResponderEliminar
  2. Hola Matlde realmente una casa sencilla y acogedora, me encanta su paleta de colores en gris
    Cariños

    ResponderEliminar