nieve

22 de enero de 2013

Una casa blanca en Gotemburgo

La casa que os muestro hoy la vi hace tiempo en la revista sueca "Hus y hem"y me enamoró enseguida, hoy la rescato para mostrárosla, sé que os encantará...  Nada mejor para un día como el de hoy con mucho frío para tomaros un descanso, reconfortaros y disfrutar con una maravilla como esta.
Situada en Gotemburgo, una preciosa ciudad sueca, sus propietarios la rescataron de las ruinas que era para transformarla en el hogar que hoy comparten con sus dos hijos pequeños. A pesar del desastre en el que estaba sumergida, su propietaria Wictoria vio la belleza en la que podía convertirla.  Situada en un lugar idílico, un barrio familiar formado por multitud de casas de madera blanca que conservan todo el encanto de antaño y  así fue como poco a poco la pareja empezaró a transformar la vieja casa en el hogar  que es hoy...cálido y maravilloso...
Wictoria se convirtió en la decoradora comprando antiguos muebles en subastas y creando una paleta de paredes blancas y telas estampadas, ella adora las antigüedades y toda su familia siente pasión por el blanco, es tranquilizador y ofrece un respiro al llegar a casa. Sabe también que una casa necesita tiempo en su proceso de rejuvenecer y es ahora después de dos años de reformas que sabe donde quiere todas y cada una de las cosas... donde empapelar, que pantallas desea poner y que detalles van a formar parte de su hogar. La casa no tiene desperdicio, desde el oscuro parquet, las imponentes ventanas, la luminosa cocina, la cálida entrada, los altos techos, la lámpara de cristales de colores de la pequeña Ebba y por supuesto el maravilloso porche acristalado con su banco de madera, sus plantas, su lámpara de araña y esa mesa que invita a desayunar cada mañana...

Fachada de madera tienen perfiles de sombrero.Vivir en blanco.Plantas de depuración Brown ofrece un lugar tranquilo.Las tablas de la sala de estar.Bay comedor ventana.Techos altos.Amplia cocina en blanco.Donar por las hormigas.Antiguo escalera a la planta superior.Los niños con acentos azules.Cuarto de baño en blanco y gris.Dormitorio en blanco y gris.Ebba habitación con toques de color.Relajante en las proximidades libros.Bahía de ventanas.

Ya veis lo que os muestro hoy, toda una maravilla construida con los cinco sentidos, una casa victoriana, de principios de siglo radiante, un sueño que sus propietarios han hecho realidad. ¿Os apetece soñar con ella?...
Dejad volar vuestra imaginación y feliz martes para todas.

2 comentarios:

  1. Es una casa preciosa, que transmite mucha paz y serenidad.
    Besos.

    ResponderEliminar
  2. Hola Matilde, es una preciosidad, fijate que a mi como a ti me chiflan las casas victorianas!!
    Besitos guapa!!

    ResponderEliminar