nieve

14 de noviembre de 2016

Tarta sablé bretón con praliné y chocolate...

 Buenos días de lunes preciosas. Ayer al anochecer me encerré solita en mi cocina para elaborar ese irresistible pastel sablé bretón de la foto que os enseñé. Era un reto para mi, yo que únicamente horneo bizcochos, galletas y magdalenas, pero fue divertido, a veces lioso, pero me salió chicas, no tan sumamente perfecto como el de la instantánea, pero de un sabor diez para paladares exigentes. Y como sé que más de una os atreveréis a elaborarlo, ahí van los ingredientes...
Para el praliné:
200g de azúcar
Avellanas tostadas
 Para la base:
120g de azúcar
130g d emantequilla
60g de yemas de huevo
170g de harina
10g de levadura
3g de sal
Y para la cobertura:
250ml de nata de montar
350g de chocolate negro
 Es un pastel dividido en tres partes a la hora de elaborar. Primero horneé la base batiendo el azúcar con la mantequilla algo derretida. Incorporé las yemas removiendo bien hasta integrarlas. Añadí la harina tamizada junto a la levadura y la sal volviendo a mezclar con movimientos envolventes. Después engrasé un molde de silicona no muy alto y al horno 190º, 20 minutos...
 Mientras la base se iba haciendo lentamente, preparé el praliné. Para ello se cuece 75ml de agua con el azúcar 6 minutos. Se retira y se mezcla con los 300g de avellanas, dejamos enfriar y trituramos hasta obtener una crema...
Ni que decir lo que me costó conseguir esa crema, pues yo miraba todo el rato la de la foto, ese color y esa textura perfecta que yo no logré conseguir. En vez de crema, parecía más bien una especie de turrón de jijona chicas.
Y como último paso preparamos la cobertura. Para ello hervimos la nata mezclada con el chocolate troceado y dejamos enfriar en la nevera por tiempo...
 La base subió toda crujiente y doradita. Menos mal, primer reto conseguido...
 El praliné no quedó del todo mal, desde luego desprendía un aroma maravilloso...
 Listo para ser esparcido por la base de bizcocho...
 Y la cobertura toda ella espesa como tiene que ser...
 Desde luego, mis mezclas de ingredientes no se parecen en nada a los de la revista. Ya veremos como queda vergelianas...
 Paso importante el que viene ahora, esparcir con sumo cuidado y paciencia el praliné...
 Ufffffffffffffff chicas, esto de hacer pasteles especiales tiene sus puntos de dificultad. Y mientras esperamos que la cobertura coja la temperatura ideal en la nevera, os enseño matices de mi cocina al anochecer...
 Esas lámparas de cristales que se encienden con mágicos destellos...
 Esos pajaritos de porcelana que se balancean con delicadeza...
 Esas cortinas de telas maravillosas que se anudan con gracia...
 Esos corazones que cuelgan de pomos...
 Y también esos cacharros recién lavados que se amontonan, después de haber sido utilizados para hornear...
 Y mi base con su praliné esperando al chocolate...
 Sin él esparciéndose, el pastel asoma inacabado...
 Ya está chicas, totalmente impregnado de tan rica cobertura y decorado con trocitos de nueces...
 Como veis el resultado final nada tiene que ver con su foto original. El aroma que desprende, eso si, está diciendo ser devorado de inmediato, pero necesita ser colocado en la nevera para que se enfríe un rato y con las horas que son ya, mejor lo probamos al levantarnos mañana, nada mejor que iniciar un lunes con una tarta sablé bretón con praliné y cobertura de chocolate...
 ¿No estáis de acuerdo chicas?...
Pues apagamos luces y hasta mañana...
 Ohhhhhhhhhhhhhhhhhhhhh, os confieso que esta tarta repostera está irresistible. Los míos la han desayunado esta mismísima mañana antes de iniciar su día a día. Una vez que se enfrió para que sus ingredientes se concentrasen, la textura al morderla era increíble...
 Fijaros en el corte, pueden apreciarse sin dudarlo sus tres partes. El bizcocho en su base, el praliné a la mitad bien concentrado y la cobertura cuajada en la parte de arriba...
 Vamos, que cuando se muerde un pedacito, notas cada sabor fundiéndose en la boca...
 Os la recomiendo como postre, como desayuno o como merienda con un cafécito con leche. Por el momento ya le falta más de la mitad a la mía y solo ha pasado una noche desde que fue horneada. Mereció la pena meterse por tiempo en la cocina, llenarlo todo de cacharros y embadurnarse las manos de masa. La recompensa ha llegado esta mañana de lunes cuando al desayunar todos juntos solo se oía ese ummmmmmmmmmmmmm en el que sobran las palabras...
 Nueva semana preciosas y yo estoy contentísima. ¿Sabéis una cosa?, a mi correo han llegado nuevas fotos vergelianas de hogares especiales. Del lejano México, rincones de nuestra Aide y de Asturias, el nuevo pisazo de Marta Lladó que me ha dejado sin palabras. Además estoy esperando un paquete navideño regalo de Teresa Esteban que ya estoy deseando abrir como una niña pequeña. Aiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiii, no sabéis lo feliz que me hacen todos estos detalles enviados desde el corazón...
¡Feliz inicio de semana!

7 comentarios:

  1. Hola esta mañana compre leche condensada para hacer tus magdalenas ya te contare.
    Él biscocho está para comérselo...seguro que está riquísimo,
    Miércoles estaré aquí esperando las casas de nuestras amigas.
    Un beso a todas

    ResponderEliminar
  2. Matilde: pero qué maravilla de pastel. Se me hace la boca agua. Desde luego tienes una paciencia infinita para la cocina. Yo me agobio ya sólo de leer la receta. La veo dificilíiiiiiisima, no me animo pero te felicito por tu tesón. Un beso.

    ResponderEliminar
  3. Buen día yo desayunando mis tostadas con queso, al ver tan rico pastel,ya ni ganas de mis tostadas, te quedo muy bien y debe ser riquisimo,la verdad no se si me animo,pero a ver si lo intento Matilde,quee hermoso esta la planta de Arthurion, tu cocina, luce preciosa , en la noche , de dia,en cualquier momento,queee bueno que tengamos fotos del nuevo hogar de Marta,imagino lo hermoso,que debe de ser, con lo detallista que es ella y de su buen gusto para todo, después, fotos desde mejico,de aide, y los regalos de Teresa,aquí estamos besos a todas hasta mañana.

    ResponderEliminar
  4. Holaaaaa!!! Niña qué valientes eres...no hay comida que se te resista...yo creo que no me atrevo a hacerlo...se ve delicioso y para empezar un lunes de lujo.
    Deseando ver esas fotos que te han mandado las chicas. Feliz tarde de lunes a todas...cariños.

    ResponderEliminar
  5. Holaaaaa!!! Niña qué valientes eres...no hay comida que se te resista...yo creo que no me atrevo a hacerlo...se ve delicioso y para empezar un lunes de lujo.
    Deseando ver esas fotos que te han mandado las chicas. Feliz tarde de lunes a todas...cariños.

    ResponderEliminar
  6. Que tarta has hecho y tienes mucha voluntad un Domingo por la noche ponerte a hacerla, con la cantidad de cacharros que se manchan, pero tu vas haciendo y limpiando, yo nunca podría hacer fotos mientras cocino soy un desastre de todo lo que mancho, pero desde luego el resultado tiene que estar exquisito por los ingredientes y por el corte.Pues ya veo que tienes muchas cosas en perspectiva, cuando menos se espera salta la liebre, con toda la ilusión por ver como describes mi piso, yo lo unico que os digo es que esta hecho con mucha ilusión y más amor por los dos,Besos a todas chicas.

    ResponderEliminar
  7. Hola Matilde, ummmmm, que aspecto tan delicioso tiene esa tarta. No me extraña nada que ya apenas queda,habiendo dado buena cuenta de ella tu gente. Tu cocina al anochecer es un encanto, bueno, es un encanto a cualquier hora del día, jeje. A la espera de las fotos de Marta y Aide, segurísimo que nos va a enamorar. Muchos besitos para ti y todas las vergelianas 😙😙

    ResponderEliminar