nieve

22 de noviembre de 2016

Flores en el camino...

 Ohhhhhhhhhhhh chicas, que espléndidas fotos os traigo hoy. Ha dejado de llover y el sol parece querer saludarnos. En mis caminatas matutinas con mis peludos aprovecho los últimos coletazos del otoño para inmortalizar sus colores. Es como una obsesión todos esos rojizos, ocres y verdes. Me persiguen a cada paso como queriéndome recordar que ya mismo finalizará mi estación preferida, los campos se quedarán pelados, libres de hojas y de flores, así que debo retenerlo todo sabiendo lo monótono que siempre es el duro invierno...
 Me sorprendo de la diversidad de matices...
 En esta época del año es infinita...
 Los naranjas tan cálidos de las hojas...
 Los marrones de los troncos...

 Los amarillos de los altos árboles del camino...

 Y qué me decís del suelo, ese gran tapiz repleto de hojas. Ahí si que es imposible distinguir tantos colores...

 Adoro Noviembre, más ahora que las temperaturas son mucho más suaves...
 Traduciéndose en los campos, en su belleza...
 Y sobre todo en las flores, ellas lo notan brotando como si nada, quizás crean que vuelve a ser primavera y se alzan en cualquier valle para sorprendernos a todas...
 Y me sorprendieron ellas en uno de mis paseos...
 A lo lejos en medio de verdes hojas aparecieron flores silvestres blancas y amarillas...
 La verdad chicas que tengo también mis rincones en pleno campo. Sé donde encontrar montones de crasas, el lugar exacto donde crecen periquitos de variadas flores, tengo memorizado un pequeño campo de fresas, otro de bulbos lilas y ahora, uno a todo ello, estas especiales flores que Dios sabe su nombre...
 Me acomodo en uno de los bancos de madera. A estas horas no hay nadie y me encanta relajarme con el silencio absoluto...
 En mis manos un pequeño ramillete recién cortado...
 Yaiza a mi lado curioseándolo todo...
 Troll al otro contemplando el paisaje...
 Como adoran ellos estos largos paseos tan cerquita de casa...
 Y yo feliz con mis flores...
 Pensando en ese jarrón donde serán colocadas...
Pues nada chicas, del campo...
 A casita...
 Sumergidas en agua, luciendo en esa mesilla al lado de mi cama...
 Después, cuando empiecen a marchitarse y caigan sus pétalos al suelo, me acordaré de esos mantos de hojas cubriendo todo el bosque...
 Como amamos las vergelinas salir a pasear, descubrir pequeños rincones repletos de flores, cortarlas con mimo, regresar a casa y formar un delicioso rincón repleto de enorme viveza...
Somos felices con esos pequeños placeres que nos aporta la vida...
 Y yo hoy me sonrío mirando esas blancas flores que hasta que permanezcan intactas, me recordarán un pedacito de mi bosque...
¿Sabéis quién corta hortensias en plena Asturias?...Nuestra Marta Lladó, ella inunda su casa de montones de esas flores, después elabora no solo preciosos arreglos, sino también aromáticas coronas que colgar por todos lados. Y mañana estamos invitadas a su nuevo hogar. Que voy a deciros, que es preciosoooooooooo...Pero tendréis que verlo por vosotras mismas, la cita como siempre en esta ventana. Sed puntuales chicas...
¡Feliz otoñal martes!

8 comentarios:

  1. Buen día Matilde y vergelianas queee hermoso paisaje otoñal esos colores, de sus hojas,el bosque tu paseo con Yaiza y Troll tus compañeros inseparables,el encontrarse con uno mismo con tanta naturaleza,es de mucha paz y armonia,muy bueno,para empezar el día y esas flores blancas preciosas,y me encanta como queda en tu habitación así son las pequeñas cosas que nos alegran el día a dia,y que suerte tiene Marta de juntar las hortensias y hacer sus ramos de flores son tan lindas tambien,bueno por aquí una mañana fría con cielos azules preciosa,Matilde te mando un beso al igual a todas las chicas y a esperar el nuevo Dto, de Marta que seguro nos va a encantar, hasta mañana.

    ResponderEliminar
  2. Que solecito...que ganas esos paseos con los colores de otoño ...mi estación preferida.
    Mañana aquí estaremos para ver la preciosa casa de Marta.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  3. Holaaaaa....pero qué rincones tan bonitos tienes cerquita de tu casa,son una maravilla. A mí del otoño solo me gustan esas imágenes tan románticas que se producen. Ainssssss qué ganas de ver el nuevo hogar de nuestra Martita, estoy deseando verlo así es que mañana por aquí estaré sin falta....cariños

    ResponderEliminar
  4. Hola Matilde, cada estación tiene su encanto pero el otoño tiene esos colores tan preciosos que nos dejan maravillados.
    Y ese ramillete tan lindo,.
    Lo simple a veces es mejor que la grandeza.
    Un beso

    ResponderEliminar
  5. Matilde, Matilde, Matilde, que haríamos sin este vergel en la ciudad mira que relajada me e dado, en ese bosque tan hermoso, con lo que me gustan las caminatas por el bosque, y esas flores blancas muy acorde a tu decoración que entrada de este vergel que recorrido tan maravilloso muchas felicidades por este vergel en la ciudad y por ese bosque y por esos peluditos tan adorables lindo día.

    ResponderEliminar
  6. Lindo reportaje el de hoy, ver la naturaleza en todo su esplendor, fuchisa tu k tienes esos paisajes tan cerca de casa y di estaré puntual mañana a esa cita con.nuestra querida Marta, besicos para todas hasta mañana

    ResponderEliminar
  7. Hola Matilde, si,ese bosque cerca de tu hogar, es un tremendo encanto, una gozada para la vista. Se ve tan hermoso, con esos colores tan otoñales. Es una bendición,que puedas pasear con tus peludos,seguro que ellos disfrutan de lo lindo. Ese ramillete de flores blancas son preciosas,dan un aire mucho más romántico a tu dormitorio. Mañana a la expectativa del hogar de nuestra querida Marta, segurísimo nos va a enamorar,así como nos encanta ella,por su carácter amable y cariñoso. Muchos besitos para todas las vergelianas 😙😙

    ResponderEliminar
  8. Maite te leo a las tantas estoy en Barcelona, así pues mi pisito de Asturias lo veré en Barcelona, de las fotos de hoy y de tu escrito solo se decirte que eres una POETA!!!!!!!!

    ResponderEliminar