nieve

20 de octubre de 2016

La bandeja tan deseada...

 Hola vergelianas, ando con un tremendo resfriado, pero lo que hoy tengo que mostraros supera mi dolor de cabeza y mi malestar general. No quería esperar por más días para haceros llegar un especial regalo tanto tiempo deseado. Creo que salta a la vista entre mis manos, bien sujeto para que no se me escape. Aiiiiiiiiiiiiiiiiiii chicas lo que he buscado por tiendas de decoración una bandeja de plata con la que decorar mi mesa pequeña del salón. Las encontré, pero a precios increíblemente desorbitados y me dije que esperaría a las rebajas de Febrero para hacerme con una más económica. Sin embargo, a veces, los deseos se hacen realidad en los momentos más inesperados y en la tarde de ayer, alguien llamó a mi puerta para brindarme ese detalle decorativo tan sumamente soñado...
¿Veis mi enorme sonrisa a pesar de mi molesto resfriado?
 La culpable, una especial vecina. Ella es una mujer de edad avanzada que vive sola. Siempre Víctor y yo le echamos una mano en todo lo que podemos...sintonizarle la televisión, arreglarle una puerta que no cierra, subirle la compra...Y ella nos lo agradece de esa forma que solo las personas buenas de antaño saben hacerlo, con regalos hermosos de gran valor. Cuando ayer me lo entregó y lo abrí por poco la inundo de besos y abrazos, como en especial conexión acertó con semejante bandeja de plata...
 Hoy estoy que no puedo separarme de ella. Me la miro y remiro desde todos los ángulos posibles. Le coloco en su interior dos grandes velones encendidos de cristal craquelado...
 Felicisima que estoy y creo que Yaiza lo sabe porque me remira sorprendida preguntándose el causante de tanta sonrisa...
 La bella bandeja, sutil, mágica, soñada y deseada. Pero voy a soltarla un momento para acercarla a tantas vergelianas amantes como yo de los detalles especiales...
Es ella tal y como yo la buscaba...
 Grande...
 Con cantos viselados...
 Con sus dos asas, ideales para llevarla de aquí para allá...
 Con delicados dibujos incrustados, una pena que no podáis apreciarlos, son tan sutiles que ni el zoom de la cámara puede captarlos...
 Después me encanta como refleja cualquier objeto que se le coloque en su interior dándole más encanto si cabe...
 He escogido grandes velas de cristal porque encendidas esparcen la luz y aportan calidez a cualquiera de los rincones...
 Que maravilla...
 Una maravilla que queda genial allá donde sea colocada. En la gran mesa del salón...
 Sobre el camino de mesa de organdil...
 O en la otra más pequeña delante del gran sofá. Creo que éste es su lugar, apoyada sobre el cristal y brillando con luz propia...
 Hoy tengo un especial regalo de alguien igualmente especial. Y me aprovecho de ello, del gris del día, de la escasa luz...Enciendo velones colocados en mi nueva bandeja de plata...
 Iluminando así mi día y el vuestro. No hay nada como los objetos brillantes, plateados y delicados para decorar casas vergelianas como las nuestras. Son estos detalles diferentes y escogidos los que hacen que nuestros hogares se conviertan en especiales...
 ¿Será por ello que siempre todos quieren venir a ellos?...
Gracias a mi buena vecina a la que seguiremos ayudando en todo cuanto necesite. Se que ella lo agradece infinitamente con gestos, con palabras y con detalles maravillosos como el que ayer me hizo llegar. Fijaros si tiene gran corazón que cuando mis peludos la ven se lanzan a lamerla sin parar y bien sabéis que los perros reconocen de inmediato a las magníficas personas...
Desde este vergel iluminado...
¡Feliz juevessssssssssssssssssssssssssssssssss!

9 comentarios:

  1. Buen día Matilde parece mentira la casualidad,las bandejas estaban caras,y sin imaginarlo la tenias muy cerca tuyo, que amor de persona,y con lo que te sorprendió te leyó el pensamiento es preciosa esa bandeja con los velones quedan bien en donde la pongas,y también sirve para el cafe y ese rico wrounie de chocolate blanco, o cualquier esquíciteses, que hagas,estas muy linda a pesar de estar resfriada te cuento que por aquí llueve a cada rato se acerca el primer frente frío ayyy que bueno después de tremendo verano,te mando un beso seguí disfrutando de tu hermoso regalo,a todas las vergelianas besos tambien...

    ResponderEliminar
  2. Hola guapi! Maravillosa esa bandeja...ya me la imagino con un buen café, una de tus preciosas tacitas floreadas, una delicada servilleta de hilo y sobre todo una porción de uno de tus dulces caseros...ummmm planazo para esta tarde de lluvia ...aunque yo cambiaría el café por un choco calentito....ya sabes lo golosa que soy ajajaja...cuídate mucho y que te mejores....hasta mañana vierneeeesssss

    ResponderEliminar
  3. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  4. Hola querida Matilde,wuau, tremendo regalo . Y lo más sorprendente, que tu llevabas tiempo buscando una, y vaya por donde, cuando menos te lo esperabas, te tocan a la puerta, y aparece la hermosa señora con esa maravilla de bandeja empaquetada. Menuda alegría te llevarias chica ,y no es para menos. Se ve que es una bandeja exquisita, muy fina ,que haría las delicias de cualquiera de nosotras. Da una imagen muy elegante allá donde la pongas,crea un ambiente encantador, cálido. Te felicito por ello. Muchos besitos para todas las vergelianas 😙😙

    ResponderEliminar
  5. Que bonita por favor.....y tú cuídate... los resfriados....empiezan ..y no nos dejan
    Un beso guapa

    ResponderEliminar
  6. Matilde: preciosa bandeja la que te ha regalado tu vecina. Todo un detalle para responder a otro detalle tan bonito como el que tenéis vosotros con ella ayudándola en todo cuando podéis. Sois de esos vecinos que lamentablemente ya no quedan y que todos echamos tanto de menos. A mí también me encantan las bandejas de plata y cuando nos casamos nos regalaron una que coloqué directamente sobre le mesa junto al sofá y por no ponerle un pañito se destrozó completamente. Son muy delicadas y cualquier objeto que pongas encima raya la superficie, así que hazme caso y saca uno de esos paños de hilo tan bonitos que siempre tienes guardados.Harás que la bandeja se conserve mucho mejor.
    Te mando un fuerte abrazo y te deseo un buen fin de semana a ti y a todas las vergelianas,

    ResponderEliminar
  7. Es preciosa!!!Te la mereces eso sin lugar a dudas,sabia y encantadora vecina.Cuidate y cura ese resfriado.Besazos

    ResponderEliminar
  8. Qué bandeja tan preciosa!! Maite, es verdad que no alcanzo a ver los dibujos, pero lo que sí veo es el maravilloso brillo que desprende. Se ve que la vecina os está tremendamente agradecida. Espectacular bandeja guapísima!! que disfrutes un montonazo de ella. Un besote.

    ResponderEliminar