28 de septiembre de 2016

Adiós papa...

Hola chicas que entrada más triste la de hoy. Hace días mi padre nos dejó tras una enfermedad fulminante. Ni que deciros los terribles momentos que estamos viviendo toda la familia, ha sido todo tan rápido y doloroso que ya ni tan siquiera nos quedan lágrimas para dejar salir la ira y la rabia que nos inundan. Hasta hoy no he tenido fuerzas suficientes para escribiros por esta ventana, pero han sido tantos los correos recibidos de parte de vosotras, tantas llamadas y palabras de apoyo que no puedo por menos de pasarme por aquí, daros las gracias y haceros llegar mis triste noticia. Sé que la vida continúa, que el final de la vida nos llega a todos, que él ha descansado de tanto dolor...pero a mi no me vale, me resisto a ello. Nuestros padres nos dan la vida y tendrían que permanecer a nuestro lado hasta el final de nuestras vidas. Sin embargo he de tirar hacia adelante por mi, pero sobre todo por los míos que necesitan que yo vuelva a sonreír, a llenarme de energía, de ganas y de ilusiones. Él lo querría así porque siempre nos decía que cuando faltara no le llorásemos, ni le vistiésemos luto, que lo recordásemos con alegría, reviviendo los buenísimos momentos que nos hizo pasar a su lado. Y eso haré chicas...Sentada estoy hoy frente al ordenador, delante del ventanal, ese ventanal que da a mi avenida llena de árboles, a lo lejos un banco de hierro asoma, en él se sentaba mi padre muchas mañanas mirando hacia mi balcón. Me saludaba con la mano y sonriendo me decía viéndome regar mis plantas, ¿qué tal va la jardinera?...Y yo le respondía, pues cuidando mi vergel papa...Ahora ese banco permanece vacío, pero sé, de eso estoy segura, que allá donde él esté me seguirá sonriendo y nada le haría más feliz que verme enérgica, feliz y viva...Quizás no sea el momento idóneo de retomar este blog, pero me doy cuenta que escribiéndoos ahora me siento mucho mejor, soltar y expresar lo que siento me hace bien al igual que emergerme en mis plantas, tocar la tierra, plantar alegres flores, pero sobre todo charlar con tantas vergelianas maravillosas que siempre asoman por aquí. Pues aquí me tenéis chicas, triste, pero  con enorme ilusión, esa ilusión que mi padre supo transmitirme desde siempre haciéndome ver que la vida era el mejor de todos los regalos recibidos...
Fotos tengo de él muchísimas, pero deseo en esta entrada de hoy asomaros una en especial, la que se hizo junto a Celia, esa nieta por la que tanta pasión sentía. Ahora ella sabe que tiene su ángel especial que la cuidará pase lo que pase...
Muchísimas gracias chicas y nos vemos prontito...

32 comentarios:

  1. Buenas tardes Matilde: Un abrazo fortísimo. Hasta cuando tu quieras.

    ResponderEliminar
  2. Hola querida Matilde, recibe un fuerte abrazo y muchos besos .Que Dios te siga consolando y confortando a ti y tu familia, sobre todo a tu mamá. Siento muchísimo la pérdida de tu papá

    ResponderEliminar
  3. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  4. Hola querida Matilde te mando un abrazo enorme y siento mucho tú pérdida.Te comprendo muy bien porque en 2011 falleció mi mamá de diabetes desdepués de lucharla mucho.Uno nunca se conforma, es más mientras te escribo algunas lágrimas van cayendo en el teclado.No hay recetas para seguir pero si te aseguro que si él les dije que no lo llorarán y que fueran felices hay que hacerle caso.él ahora descansa,no es consuelo pero es verdad y ya esta con Dios,un ángel más.Pensa en todos los buenos momentos.Yo con mi mamá adorabamos las plantas,me costó mucho volver al jardín,es más lo dejé morir y lo rconstruí hace dos años.A mí me ayudó mucho mi blog ya que escribi varias novelas y allí empezó mi afición por las manualidades y hoy en día tengo una regaleria donde vendo mis artesanías.Llora lo que tengas que llorar y después a ser fuerte, a sonreir a buscar nuevas cosas y a recordar con cariño.Un abrazo enorme desde Buenos Aires para vos y toda tú familia besos

    ResponderEliminar
  5. Hola,Matilde lamento muchísimo por la pérdida de tu papa,las que hemos pasado por esto te entendemos yo en una semana perdí a los dos pero están con dios,descansando Matilde el tiempo da resignación siempre los recordamos ellos viven adentro de nuestro corazón cuídate viví tu luto ,necesitas mucha fuerza para vos y tu mama te mando un beso y mis condolencias a toda la familia ,te esperamos siempre.

    ResponderEliminar
  6. Hola Matilde,siento mucho lo de tu padre y espero que poco a poco te vallas recuperando y siempre piensa en todos los buenos momentos que tuvistes con el,y ten seguro que aunque no este en ese banco estara desde alla arriba cuidando de ti,de los tuyos y viendote en tu vergel,animo y muchos besos para ti,los tuyos y un beso muy fuerte para tu mama.

    ResponderEliminar
  7. Querida Matilde, te mandó un abrazo muy grande, cuídate mucho, cuida también de tu familia, de tu mama ya que ha perdido su compañero de viaje, de Celia, los abuelos son muy importante, anímate, todos te necesitan fuerte, alegre y positiva, nosotras cuidaremos de tu vergel y te esperamos,

    ResponderEliminar
  8. Lo siento muchísimo Matilde, no tengo palabras, solo puedo enviarte fuerza. Un beso y un abrazo, Mª José

    ResponderEliminar
  9. Matilde: os transmito a ti y a toda la familia mis más sinceros sentimientos de tristeza frente vuestra pérdida. Yo perdí a mi padre siendo muy joven y no pude disfrutar como tú de su compañía hasta una edad avanzada, así que piensa que tu padre ha tenido una vida larga e intuyo que muy feliz junto a todos vosotros.
    Aunque ahora lo veas muy lejano y posiblemente estés centrada en los que fueron sus últimos y dolorosos días, con el tiempo, esos recuerdos desgarradores caerán en el olvido y aparecerán los recuerdos alegres de los días bonitos, de los días de fiesta, de los momentos divertidos vividos y créeme, te acordarás de él todos los días pero su recuerdo no te hará llorar como ahora, sino que te hará reír y sonreír cada vez que pienses en él o habléis de él en familia.
    No me gusta dar consejos pero como he pasado por la experiencia puedo decirte que aunque llores todos los días trates de recuperar la normalidad, porque la rutina cura y mientras te dedicas a las cosas del día al día, al menos, en esos momentos, no le das tantas vueltas a la cabeza y sufrirás menos.
    Yo seguiré entrando en tu blog día a día. Si estás lo disfrutaré como siempre hemos hecho tus seguidoras y si no estás te entenderé. Tú marcas los tiempos, es tu vida y es tu blog pero tengo que decirte que nos alegra tanto verte día a día... Te hemos echado tanto de menos!
    Un abrazo. Te queremos. Cuídate mucho y cuida a tu familia como siempre lo has hecho.

    ResponderEliminar
  10. Hola Matilde.
    No hay nada que los demás podamos hacer o decir para sofocar tu dolor, tu rabia, tu enfado con la vida.
    Sólo el tiempo nos enseña a convivir con el dolor, porque no es algo que se olvide o se cure, hay que aprender a vivir con ello.
    Un beso enorme con todo mi corazón.

    ResponderEliminar
  11. Mi sentido pésame,y a ti te quedan muy buenosreccuerod en comidas bodas nacimientos etc,yo....ni eso sefueron con 44 años esto noquiere deir que llores por los demassino quedes gracias y vivas deesos bonitos recuerdos y que hableis mucho de él,un abrazo muyyy fuerte

    ResponderEliminar
  12. mi mas sentido pésame corazonte entiendo perfectamente solo puedo decirte que seas fuerte que se que no va a ver un solo dia que dejes de pensar en el que hables mucho de el para que su recuerdo siga tan vivo en todos vosotros que apacigue un poquito ese dolor tan difícil y tan duro mucho animo para todos piensa que el te va a seguir cuidando desde donde esta porque nunca dejaras de ser su niña y tiene que protegerte mil besos
    7

    ResponderEliminar
  13. Hola Matilde¡ lamento muchisimo tu perdida, un beso grande y mucho animo para seguir hacia delante.

    ResponderEliminar
  14. Cuanto lo siento,leyendote vuelve a mí ese dolor que se amortigua pero no se olvida y que llegó a nosotros hace siete años,un gran abrazo y mucha fuerza para tirar en el día a día.

    ResponderEliminar
  15. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  16. Hola Matilde, siento mucho estos tristes momentos que estás pasando tú y tu familia.
    Debe ser muy duro perder a un padre pero la vida sigue y ahora has de dar todo tu cariño y apoyo a tu madre que
    Realmente debe estar muy apenada por no tener a su lado ese esposo que también nos has descrito como buen padre, persona, esposo. En esa bella foto junto a Celia se puede observar lo buena persona que fue, ya que su cara así lo demuestra.
    Quedate con todos los bonitos momentos vividos con él, y esos pensamientos lleguen hasta tú corazón y te inunde de alegría.
    Sabes que estaremos siempre aquí asomadas en este vergel tan precioso que nos regalas cada dia, y tu en vez de dirigir la mirada a ese banco vacío mira hacia arriba a ese cielo azul donde lo encontrarás.
    Mucho ánimo, y un gran beso

    ResponderEliminar
  17. Que duras son las perdidas de los seres queridos, un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
  18. No te puedes imaginar cómo lo siento, Maite, y cómo te entiendo porque hace unas semanas pasamos por lo mismo, pensábamos que perdíamos a mi padre que incluso nos regalo una noche "mágica", uno a uno de sus hijos despidiéndose de nosotros. Milagrosamente y en una difícil decisión de última hora por parte de los médicos, la diálisis le ha salvado y hoy está en casa tras semanas ingresado. Ya no es el de antes, ni física ni mentalmente pero está con nosotros y consideramos un regalo el tiempo que podamos disfrutar de él.
    Me apena tanto el final triste del tuyo y al leerte podía entender cada una de tus palabras.
    Es ley de vida pero una perdida de un ser tan querido siempre es lo más doloroso hasta que poco a poco lo vamos convirtiendo en uno de nuestros ángeles (como bien has dicho por Celia) o una estrella en nuestro cielo que siempre nos dará luz estemos donde estemos.
    Ánimo, querida, estamos contigo <3

    ResponderEliminar
  19. Te mando un gran abrazo lleno de fuerza,lo siento muchísimo

    ResponderEliminar
  20. Te mando un gran abrazo lleno de fuerza,lo siento muchísimo

    ResponderEliminar
  21. Mi mas sentido pésame Maite, se que estás pasando por un doloroso momento. un abrazo enorme y mucho ánimo.

    ResponderEliminar
  22. Hola Matilde me da mucha tristeza todo lo que nos escribes, pero a la ves me da mucho gusto ver que tomas fuerzas para seguir palante, imagino ese banco solo imagino también que tu padre te miraba viendo como cuidabas tu vergel pero ten la seguridad que el te cuidara desde donde este ahora tienes un ángel que ve por ti día y noche y pues déjame decirte que si en efecto las plantas son toda una terapia. cuando mi madre murió yo era una niña pero desde entonces me gustan las plantas déjame decirte que yo platicaba con las plantas que tenia mi madre y a la fecha cuando me siento triste y sola platico con ellas es una gran terapia es por eso que cuido de ellas con tanto amor mucho animo Matilde la vida continua y tu padre no esta con tigo físicamente pero se que el vivirá toda la vida en tu corazón. saludos y muchas bendiciones.

    ResponderEliminar
  23. Hola Matilde, ahora he entrado a tu blog y leyendo hacia atrás para encontrar esta triste noticia, mucha pena me da el dolor sufrido por tú padre,siento mucho vuestra pérdida y no puedo evitar que se me escapen lágrimas a mí también.Gracias a esta foto junto a Celia y a otras de las celebraciones en el restaurante al que vais,hemos conocido a tú padre y vemos esa cara tan amable que él tenía.Recibid un fuerte abrazo desde la distancia para tí,tú madre y hermana,Celia y Victor.

    ResponderEliminar
  24. Hola guapa. Yo también acabo de entrar en el blog a ver si ya lo habías retomado y me encuentro con esta noticia. Lo siento mucho preciosa. Desde aquí quiero mandarte muchos besos y ánimos. Es muy duro cuando se pierde a un padre o una madre (como es mi caso) tan pronto pero hay que seguir hacia adelante. Un beso.

    ResponderEliminar
  25. Lo siento muchisimo Matilde. Los mios partieron hace ya mucho y se lo que duele. Un abrazo.

    ResponderEliminar