nieve

18 de mayo de 2016

Una gran casa para soñar...

Buenos días de miércoles vergeliano chicas. Sigo sin tener instantáneas de vuestras casas, así que hoy vuelvo a inspiraros de nuevo con una hermosa casa soñadora, de esas que se topan conmigo por la weeb y que me conquistan hasta el corazón. No quiero perder esta magnífica sección que tanto os gusta, pero a falta de correos que me sorprendan con vuestros particulares mundos, os acerco otros que aún no conociendo a sus propietarias, compartimos junto a ellas, gustos similares. Hoy toca la casa de Sophie, un sueño hecho realidad en la lejana Inglaterra...
Dom w Anglii
"Quien nada arriesga, nada consigue"...Así podría resumirse brevemente la historia de este hogar. En él viven Sophie, Zosia y sus tres hijos. Ellos tienen exactamente lo que soñaron durante años. Vendieron su antigua vivienda para emergerse en la aventura de comprar, reformar, construir y dar vida a la que sería su gran cabaña de cinco hectareas en un bosque viejo. No asoman vecinos por ningún lado, a cambio disfrutan de prados y campos abiertos y una encina en pleno jardín, simplemente perfecto...
Pero entremos ya chicas, las puertas están abiertas de par en par para recibir a este grupo de maravillosas vergelianas...
Dom w Anglii
Luminosidad, luminosidad y más luminosidad. Eso siento nada más poner los pies en semejante hogar. No hay barreras que la impidan circular. Enormes puertas, grandes ventanales, ausencia de cortinas y techos que ya veréis, tocan los cielos...
Dom w Anglii
Estilo escandinavo con una mezcla de Inglaterra, así es como define esta casa su propietaria. El edificio tiene una fachada de madera blanca, ladrillos y tejas recuperados, lo que le aporta un estilo único de las casas de Kent, en la parte sur oriental de la isla. Allí donde antes había establos, ahora se asientan a la perfección la cocina, el comedor y la sala de estar compartiendo un único espacio totalmente abierto.
Vayamos hasta la cocina, para mi la estancia reina de todas ellas. ¿No pensáis que es realmente encantadora?...Vergeliana de los pies a la cabeza. De estilo rústico, conduce directamente hasta la terraza de madera y al mismísimo jardín...
Dom w Anglii
Sophie eligió los muebles en colores brillantes, el roble, el estilo escandinavo simple y gracias a ello parece que la luz se multiplica de arriba a bajo. No hay paredes chicas, se han anulado por completo para dar paso a enormes vidrieras que dejan colar el extenso jardín. Es como vivir en él los doce meses del año. Después ante semejante abertura para que necesitar cortinas, admirar los verdes prados mirando hacia cualquier de los lados, es acercarse a la pura belleza...Y nos vamos a acercar, faltaría más, a todos y cada uno de los detalles que conforman la cocina de Sophie. Corazones de tela colgando, jardineras repletas de geranios rosados, hiedras que se dibujan en formas redondeadas...
Dom w Anglii
Una antigua cocina de hierro recuperada que me tiene enamorada y esa campana extractora totalmente camuflada con repisa incorporada. Aiiiiiiiiiiiiiiiiiiii, creo que pillamos a Sophie en plena elaboración de una deliciosa comida en medio de la isla, rodeada de frescas verduras, seguro que nos sorprende con algún menú exquisito...
Dom w Anglii
Vamos a dejarla emergida en su tarea para instalarnos en el espléndido salón. Con su zona de té digna de una reina porque tiene lo imprescindible para tomarlo desconectando de todo. Sofás desiguales en color, el grande a rayas en granate, el orejero en luminoso crudo, mullidos y repletos de cojines...
Dom w Anglii
Justo delante, una romántica mesa blanca donde su propietaria nos ha dejado un tentenpie para ir abriendo el apetito junto a un ramo de hortensias recién cortadas. No sé si estará delicioso, pero lo que si me ha conquistado, es la tetera de fina porcelana con mariposas revoloteando alrededor de las flores. Sencillamente vergeliana...
Dom w Anglii
¿Nos sentamos todas?...Para que vamos a salir al jardín chicas, si el jardín ya lo tenemos alrededor. Tras los grandes sofás se nos cuelan árboles, campos, montañas y hasta el mismísimo cielo azul...Nos quedamos por aquí...
Dom w Anglii
O si preferís nos mudamos hacia la zona de la chimenea bajo las vigas de madera, allí hay más sofás a escoger mirando hacia la estufa de hierro antigua. Me encanta la abundancia de textiles y muebles claritos solo interrumpidos por esos matices lilas de la mano de cojines, mantas y pequeños arreglos florales...
Dom w Anglii
Ya sean flores de lavanda sencillas y campestres...
Dom w Anglii
O flores variadas en elegantes copas de cristal...
Dom w Anglii
Vaya, por aquí se cuelan unas discretas cortinas...¿Las veis todas plegadas a modo de estores?. Eso si, bien subiditas para no interceptar por nada del mundo el evocador paisaje envolvente...
Dom w AngliiDom w Anglii
Ya huele de maravilla, listas para comer. Sophie nos ha vestido la mesa con enorme cariño. ¿Nos sentamos?...
Dom w Anglii
Mantel hasta los pies, ramo de flores silvestres en el centro, vajilla escogida, el vino ya servido en grandes copas y sobre nosotras el alto techo abierto al cielo, con sus destellos proyectados en la lámpara de cristales...¿Se puede pedir más?...
Dom w Anglii
Si, yo pido más preciosas. Subir hasta el dormitorio principal por la larga escalera. Si la primera planta me ha dejado sin palabras, la habitación de Sophie debe de ser adictiva...
Dom w Anglii
Ohhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhh, cautivadora es la palabra para describirla. Repleta nuevamente de luz, abierta a los exteriores, romántica por los muebles que la decoran, vistosa por la sutileza de los textiles esparcidos...
Dom w Anglii
Y porque en ella se aúnan compartiendo espacios, la zona para dormir y la zona de tocador...
Dom w Anglii
A un lado la provenzal cama...
Dom w Anglii
Hacia el otro, el mueble del lavabo con su lavamanos coqueto, sus cestas para almacenar, su redondo espejo afrancesado y su bañera al aire en uno de los rincones...
Dom w Anglii
De los exteriores siento deciros que tan solo asoma por aquí esta mesa de hierro blanca con macetas esparcidas. Seguro que Sophie está inspiradora creando nuevos centros florales con los que decorar sus rincones. Que pena no poder ver todo el jardín que acompaña la casa. Se que semejante familia tiene el privilegio de contar con alberca para sus baños veraniegos, un banco de madera desgastada para sentarse frente al agua y montones de arbustos verdes plantados bajo pequeñas piedrecitas blancas...
Creo que la casa de hoy lo tiene todo. Todo lo que necesitamos para soñar, para ser felices y para sentirnos reinas de nuestros hogares...
Dom w Anglii
¡Feliz día preciosasssssssssssssssssssssss!

4 comentarios:

  1. Quiero la misma...una preciosidad....uf parecía que estábamos en el interior realmente con tus comentarios.
    Un beso

    ResponderEliminar
  2. Hola Matilde, un hogar de lo más encantador. Como tu muy bien dices,muy luminoso.El salón con sus grandes ventanales parece integrado al jardín. En plena armonía con la naturaleza. Muchos besitos para ti y para todas las vergelianas 😙😙

    ResponderEliminar
  3. Que casa !!!!!!!!!!!!!!!totalmente como me gustan a mí y bueno a todas las vergelianas, vivir en ella tiene que ser un placer, un jardin que parece que no tiene final con el bosque a lo lejos y de la casa que decir, muebles provenzales todo tan de mi gusto, sofás mullidos para dejar pasar el tiempo rodeada de las cosas que nos hacen la vida agradable.Soy apasionada de las casas del Norte de Europa, quizás por tantas lecturas de libros de Inglaterra y paises nórdicos donde al vivir más en el hogar todo lo disponen en él, aquí hemos visto las casas de las vergelianas todas preciosas pero no nos engañemos la mayoria no son así, en muchas todavía el gran mueble de madera oscura y el tresillo.Besitos para todas.

    ResponderEliminar
  4. Preciosa casa!! Ambiente campestre que me encanta. La luminosidad, la sencillez en la decoración y sobre todo lo bien integrada que está en la naturaleza. Me encanta la sección de los miércoles, tanto si se trata de casas de las vergelianas como de hogares nórdicos ó que representan otras culturas y formas de entender la decoración que se adaptan perfectamente a las circunstancias, clima y tradiciones de otros lugares del mundo. Gracias Matilde por acercarnos a otros mundos.

    ResponderEliminar