nieve

11 de mayo de 2016

Una casa en Finlandia...

Como se me han acabado las casas de nuestras vergelianas y mi correo aparece vacío sin instantáneas que mostraros, pues que hoy tiro de Internet retomando casas maravillosas. Ante mis ojos se ha abierto un hogar inmejorable allá por la lejana Finlandia, un país que me encanta y que tal vez un día de estos logré visitar. Yo no se que tienen las mujeres de por allá que tan bien saben vestir sus casas captando como ellas solo saben la luz, el color, los matices y la naturalidad. Hoy preciosas, dejamos nuestra cercanía y nos trasladamos más allá de nuestras fronteras...Nada más poner los pies en esta casa tengo la sensación plena de estar en una casa totalmente vergeliana. Los detalles me lo dicen...El blanco en las paredes, los muebles claros...


Las lámparas de cristales sutiles, las velas sucediéndose en botellas y vasitos...

El empelado de muchas de sus estancias apenas imperceptibles...

Ummmmmmmmmmmm, esas alas colgando y ese cojín de gran mariposa que hasta yo tengo en tonos muy similares...

Como me gusta cada vez más la combinación de maderas rústicas con muebles muy blancos. Un contraste cálido que acentúa la serenidad de sentirse a gusto...

Fijaros en la luz atravesando de un lado al otro. Una luz que por allí escasea por su clima, pero que con esas dosis decorativas acertadas ilumina los rincones...

Seguimos admirando adornos muy de nuestro estilo...Maniquíes coquetos, estrellas de alambre, arreglos florales preciosos...

Textiles en el salón combinando con el mismo empapelado y un sillón orejero ideal para soñar...

O si lo preferís mejor una ligera mecedora donde dejarse dormitar...

¿Qué os parece una farola en medio del salón chicas?. Quizás nunca habíamos pensado en colocar tal elemento de exterior para lucir adentro. Pero tal y como está colocada junto a los sofás, asoma genial, un atrevimiento por la que pocas apostariamos. Después debajo de la mesa de té resalta una gran alfombra a modo de suelo hidráulico, genial de todas, todas...

Abandonamos esta estancia para asomarnos al pasillo. Me sorprende tan encantador papel adornando las paredes. Fondo gris, flores blancas en perfecta armonía con la alfombra redonda en delicado ganchillo...

Que maravilla el reflejo creado del papel, en el espejo del gran armario ropero, la estancia se prolonga ayudada por la luz que proyecta las flores...

Y por la plata de un espejo que se siente genial rodeado de tantas flores sumergidas en jarrones...

Pasemos a la cocina. Yo no se que tienen ellas en estos países nórdicos que para mi son perfectas, me enamoran y son tantas las ideas que me han dado que veo la mía reflejada en ellas...

Por aquí asoman mis sillas, blancas, con sencillas aspas y cojines campestres. Me acabo de tomar otra genial idea que llevarme conmigo. Esas chapas numeradas en los respaldos de las sillas...

Carteles con mensaje que tanto nos gustan van conformando la amplia cocina, con candelabros esbeltos...

Muebles de lamas blancas potenciando la enorme luz que se cuela por las ventanas y nueva alfombra alargada a modo de piezas decorativas, incrustadas en el suelo...Aiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiii chicas, hasta una verde hiedra redonda, igualita a la mía, asoma por encima de la mesa...

Vamos a detenernos ante este rincón porque merece la pena. Adorables esas baldas abiertas con ángulos trabajados, esa vajilla ordenada, ese escurreplatos adorable y esa lámpara de pantalla floral, más vergeliana imposible...

¿Qué os sugiere esa casita de zinc, esa hiedra colgante y ese pastelero de cristal chicas?...

Pues que ante nosotras se abre una casa de las nuestras hecha a imagen y semejanza de tantísima vergeliana...

Pero esperad que aún queda un matiz imposible de saltarse...Esas guirnaldas que iluminen al llegar la noche, colgando de la mismísima cortina, como estrellas que se cuelan atravesando la noche...

Llegamos al dormitorio principal. Y aquí muero de amor total ante tanto romanticismo. ¿Quién de nosotras no desea descansar en tan especial estancia?...Yo me apunto los estores de flores con matices orientales, la gran lámpara de cristales que parecen tocar la cama

Las botellas en azules y verdes con las flores asomando...

Las maletas, los cojines, el friso de madera y los rosetones que empapelan...

Me diréis avariciosa, pero no puedo frenarme ante tantísima belleza. Tiene todo un no se qué adictivo hasta el infinito...

Acabamos el recorrido, salimos de nuevo al pasillo, pero antes vuelvo a girarme...Me he dado cuenta de los matices azules que se reflejan por todos lados, bueno...azules, crudos, verdes menta, blancos, cremas, rosados y hasta grises...¿No son todos ellos nuestra preferida paleta para decorar?...

Una casa la de hoy todo corazón. Vergeliana, vivida, adorable y lista para copiar tantas ideas queramos...

Desde la lejana Finlandia...
¡Feliz día de miércoles chicas!
Mi correo está triste, necesita esas fotos de vuestros hogares vergelianos, esas casas vuestras que como ésta, nos enamoren a todas...

4 comentarios:

  1. Buen dia Matilde, preciosa casa por donde se la mire, y si tiene mucho de la tuya es tu estilo, cada Rincon , esas alfombras tejidas a crochet, mi mama tejia muy bien, yo nunca quise aprender arrepentida estoy de no haberlo, hecho tremendo arte en las manos de quien lo hace,el empapelado de la pared color gris,y sus flores blancas, y esa colcha a crochet, no hay nada que diga que no me gusta,Que lastima que se terminaron las casa de los miercoles,a ver que podemos hacer, Bueno Matilde te mando un beso enorme desde Miami nublado y humedo caluroso,lo mismo a todas las chicas.

    ResponderEliminar
  2. Matilde repasando las fotos de esta Hermosa casa me di cuenta que el espejo que tiene la casa es igual al de mi baño, solo que el mio es de color marroncito, igual al mueble, la miro y descubro cada detalle, tan bien cuidado y con tanta luz,ya que por esos lados los dias son muy cortos nada mas besitos....

    ResponderEliminar
  3. Ufff que casa ...me encanta muy shabby....y muy vergeliana.
    Un beso muy fuerte a todas

    ResponderEliminar
  4. Hola Matilde. Este hogar es muy del estilo nuestro. Cada estancia me parece muy encantadora, muy romántica y muy acogedora.Te sugiere pasar momentos muy agradables y evoca un remanso de paz,quietud,calidez.Muchos besitos para ti y todas las vergelianas, Dios las bendiga. 😙😙

    ResponderEliminar