nieve

10 de enero de 2016

Una pizca de inspiración invernal...


 Hoy domingo os dejo una historia, pero no una historia cualquiera chicas, sino una protagonizada por unas cuantas vergelianas que han decidido darse un paseo en esta nevada tarde de Enero. Y lo han iniciado por un largo camino totalmente blanco dejando sus pisadas una tras otra. Han llegado hasta el hermoso lago que permanece tranquilo, sereno y transparente... 
Han pasado por árboles de rojas bayas que les han dejado boquiabiertas por su enorme belleza...
Se han topado con blancos conejos acurrucados por el frío...
Han divisado a lo lejos juguetones zorros escondidos tras los árboles...

Y hasta renos que las observaban con sus grandes ojos negros...
                             
Y han seguido su paseo bordeando el hermoso pueblo donde viven, dejando atrás el bosque, la nieve y el inmenso frío...
                             
Divisando por fin a lo lejos su gran casa que las espera con los brazos abiertos...
Entre risas han cruzado el frondoso jardín...
Abriendo la gran verja...
La mesa en el porche ya preparada para una rica merienda...
                      
 Hermosos faroles ya dispuestos para ser encendidos...
                       
Mantas de gruesa lana dispersas por todos lados, estas chicas son muy frioleras...
                           
Y alfombras de pelo largo sobre los bancos arrimados a la baranda...
                      
Menudas vistas tienen desde ella, un inmenso paisaje repleto de enormes abetos cubiertos de espesa nieve...
                         
Alguna vergeliana se acuerda de la leña, esa que hace días apilaron con ganas en uno de los rincones...
                       
Y la disponen entonces dentro de  enormes cestos de caña junto a piñas preciosas y más mantas de lana...
                      
Entonces empieza de nuevo a nevar, grandes copos las sorprenden y gritan de alegría, no hay nada más maravilloso que verlo todo blanco en este mes de Enero...
                      
Deciden aplazar la merienda al exterior para otro momento. Entran en casa, cuelgan jerséis, guantes y gorros en la percha de la entrada...
                      
     Ummmmmmmmmmmmm, que delicia de aroma sale de la cocina... ¿Será que alguien ha elaborado deliciosas galletas de jengibre?...  
                      
Corren a comprobarlo mientras al mirar por la ventana piensan todas lo bien que se está en casita después de ese largo paseo...
                      
Allí están la culpables que les ha abierto el apetito a tantas mujeres especiales, en forma de estrellas navideñas y cubiertas de blanca azúcar...
                      
Las colocan en tarros de cristal...
                      
       Y se las llevan al enorme salón...
                        
Donde uno de los peludos medio dormita impasible ante tanto ajetreo femenino...
                        
La merienda empieza para estas vergelianas que han vestido la mesa ideal para la ocasión. Delante del gran ventanal con vistas a la nieve, las cortinas corridas, faltaría más, el mejor de los manteles, la mejor de las vajillas, un ramillete de poinsetias amarillas y colgadores de piñas con lazadas de tul...
                       
Que no falte un buen chocolate caliente, el mejor aliado para tardes como ésta y con nata por favor...  
                       
Hay quien decide saborearlo en una colgante hamaca con mantas calentitas, el paseo ha sido largo y más de una está extasiada, pues que así sea...
                       
Empieza a hacer frío, cae la noche y las temperaturas bajan. Llegó el momento de encender la estufa antigua, esa de verde hierro que tanto adoran estas verglianas...
                        
También es necesario prender la chimenea, la que preside el gran salón, leña hay de sobra y esa casa es tan grande...
                        
Alguien de ellas se levanta, falta algo indispensable para la tarde conjunta de domingo...El encendido de velas de dulce aroma...
                        
Y de especiales portavelas...
                        
Y ahora si que si, ya lo tienen todo estas mujeres...La charla empieza, entre mantitas de pelo, buen chocolate caliente, deliciosas galletas y buenas estufas que calientan. Hablan de decoración, de plantas, de lugares visitados, de buenos libros a recomendar, de nietos, de sus queridos peludos que son muchos...Se miran unas a otras, notan el aroma dulzón de los bulbos plantados por ellas y que empiezan a florecer, los colocados dentro de una gran caja de vinos en un rincón del salón...
                         
Comentan entre risas lo bien que están este año las rosadas poinsetias, por fin han conseguido entre todas que sobrepasen las fiestas, con un poco de suerte lucirán preciosas por muchos meses más...
                        
Votan entre todas que adorno navideño continuará en la gran casa sin ser recogido...Ya lo tienen escogido, será la tenue bailarina blanca con coqueta corona y varita mágica entre las manos. Haber si esta especie de hada les concede el único de los deseos que todas piden...Volver a pasar un fin de semana inolvidable como éste en perfecta armonía, disfrutando de una enorme casa, rodeadas de blanca nieve y charlando sin parar hasta que llegue la noche...
                                    Ha dejado de nevar, salen de nuevo al porche bajo la noche cerrada, sobre ellas una guirnalda de luces brillantes y un caminito de velas, un camino que volverán a recorrer navidad tras navidad por muchos años más...
                         
¿Preciosa historia verdad chicas?...
Feliz noche de domingo y vuelta ya a la deliciosa rutina, mañana nos vemosssssssssssssssssssssss...              

9 comentarios:

  1. Querida Maite, maravillosa historia y maravillosas fotos, yo ya me veo con vosotras por los caminos nevados, pero con la ilusión de llegar a casa y tomar el chocolate caliente con nata y la maravillosa tarta con estrellas que tardes más divinas entre vosotras al calor de la chimenea y hablando y riendo felices como somos las vergelianas.Hasta siempre chicas, el mundo de la ilusión que nunca lo perdamos, seamos mayores, maduras o jovenes que siempre nos reunamos para reir y contarnos nuestras ilusiones.

    ResponderEliminar
  2. Que bonito cuento has cread para todas nosotras.... Sería magnífico que se hiciera realidad y que todas nosotras pudiéramos compartir tan especial velada. Sería la tarde perfecta. Nieve, calorcito de chimenea y mantitas, dulces con chocolate y sobre todo la buena compañía de todas nuestras amigas vergelianas y nuestros peludos. Por cierto, muero por la carita del que has elegido para la foto. Es un precioso sueño que no pierdo la esperanza de que algún día podamos cumplir.
    Amigas, vamos a pensar en positivo. Cosas más difíciles se han cumplido.
    Un beso para todas.
    María M

    ResponderEliminar
  3. Sencillamente divina, que historia más hermosa para que cada una de nosotras nos adentremos en ese hogar lleno de calor y dulzura, este relato nos lo has regalado y solo puedo darte mil gracias, se que lo haces con agrado, pero quería valorar también que nos dediques tanto tiempo, esta historia tan hermosa no se hace en cinco minutos, redactar, elegir fotos y siempre pensando en nosotras, yo se que es tiempo que te robamos para estar con los tuyos, con tu princesa y tus peludos y por eso te doy mil gracias.

    ResponderEliminar
  4. Que preciosa historia,ojala algun dia pudiera hacerse realidad estoy segura que lo pasariamos divino al calorcito de esa chimenea seria ideal tal vez si todas lo deseamos alo mejor se hace realidad por soñar no?besos para todas y hasta mañana.

    ResponderEliminar
  5. Hola matilde , saludos para todas . Que historia mas hermosa , me encanta ,de seguro que todas las vergelianas estamos conmovidas y emocionadas con la historia que nos has contado en la cual cada una de nosotras ,junto a ti , somos protagonistas . Me imagino que te ha tomado mucho tiempo ,elaborar tan encantadora historia , por eso te damos muchisimas gracias por ello y por hacernos sentir tan especiales . Chica en definitiva ,tienes dotes narrativas .A medida que iba leyendo , se me dibujaba una gran sonrisa ,tanto las fotos como lo que narrabas , era una delicia para la vista .Ojala un dia se haga realidad y podamos reunirnos , mientras , ahi esta esta preciosa historia .Hasta mañana si Dios quiere ,besitos para todas pili fleitas

    ResponderEliminar
  6. Si todas las vergelianas tuviéramos la oportunidad de reunirnos y además en un lugar tan maravilloso, seguro que seríamos como un grupo de adolescentes hablando y riendo hasta entrada la noche. Sería un sueño hecho realidad. Soñar no cuesta nada, verdad chicas?

    ResponderEliminar
  7. Fascinante, no tengo palabras. Me ha encantado. Por un momento he pensado que hasta era real. Me hubiese gustado mucho pasar una tarde de domingo asi con todas vosotras. Hasta mañana!!

    ResponderEliminar
  8. Holaaa que Hermosa historia y que Paisajes, yo ya entre, me puse comoda, me acomode,en la casa , con el olorcito a esas galletas de estrellas que se ven deliciosas, y el chocolate a medida que Matilde nos narra esta Hermosa historia,mi imaginacion va en cada estancia y soñanado de que estamos todas juntas, abrigadas y acurrucadas tapadas con, esas mantas, tan calientitas, ayyy chicas que lindo seria, conocernos todas no nos alcanzaria una noche, sino varias, contandonos, de todo un poco,seria un hermoso sueño, y se que eso se puede hacer realidad,como dice Marta no perdamos el mundo de la ilusion aunque seamos grandes,Bueno Matilde preciosa la entrada y nos hicistes viajar con la mente, un beso enorme para vos y a todas las vergelianas,hasta mañana..... PD: pidamos con el Corazon ese hermoso deseo de conocernos.... hasta mañana.

    ResponderEliminar
  9. Queria decir que el perrito de la foto es tan tierno que da ganas de besarlo, mimarlo, era eso nada mas, besitos.....

    ResponderEliminar