nieve

23 de mayo de 2015

Comida bajo la pérgola

 Sábado ummmmmmmmmmmm, deliciosas temperaturas en nuestros exteriores, así que en un vergel en la ciudad hoy comemos bajo la pérgola de hierro, ¿qué os parece preciosas?. Aprovechemos la primavera, salgamos de nuestros interiores, vistamos una improvisada mesa bajo flores y plantas para hacer de la comida un momento especial...
 Despejo la mesa de madera y aprovechando el alfeizar de la ventana disperso las plantitas por él...
Coloco los manteles de ratan redondos en blanco...

 Ni que deciros que bajo mi nueva pérgola se está de maravilla. Refugiados del ligero viento que hoy sopla y observando los azules cielos que hoy se dibujan en lo alto...
 Sigo poniendo la mesa...
 Que no nos falte nuestra helada cerveza...
 Yo me concedo una todos los fines de semana, un capricho que saborear en mi adorable vergel...

 Lo único que hecho de menos cuando comemos al exterior es no poder encender faroles ni velas. Algo que me reservo únicamente para las cálidas cenas...

 Pero también es bonito observar los portavelas de cristal colgantes apagados, dejando traslucir la luz del día...
 Oyendo el tintineo de mi móvil colgante...
 El cielo empieza a cubrirse de blancas nubes que se desplazan con rapidez...
 Haciendo que de vez en cuando el cielo se nos nuble ligeramente...
 Ummmmmmmmmmm ya huele a rica comida, mientras acaba de cocinar Víctor, hoy le toca a él, os muestro mis rosadas begonias totalmente en flor...
 Y al fondo el verdor que inunda todo mi vergel...

 Ya tenemos el rico menú de este sábado
 Pasta fresca rellena de requesón y espinacas. Para Celia con salsa de tomate, para nosotros aderezada con especies varias, un toque de pimienta y ese rico chorrito de aceite de oliva...
Mucha más sabrosa si se le esparce fino queso rayado parmesano...
 Que deliciosa comida la de este sábado bajo la pérgola, rodeados de begonias en flor, cielos azules, tranquilidad y verdor por todos lados...


 ¿Y de postre qué chicas?...Pues refrescante sandia. Ya empieza a ser tiempo de ellas, las primeras de este año, rojas y dulzonas...

 Tentadoras e irresistibles para terminar el menú de este sábado..
 Al terminar Celia pulula por la terraza en busca de semillas de crasas para trasplantar. Después las entierra en los maceteros y es cuando al cabo de las semanas me sorprendo al regar con algún hijo nuevo que admirar...

 Mientras Víctor y yo saboreamos el cafecito de después de la comida, observamos el ir y venir de Celia acompañada por su inseparable Yaiza. Corretean, juegan y se divierten en este especial vergel en la ciudad...

Quizás preciosas sea el momento ideal, para al igual que ella, agenciarnos una de las hamacas y dormitar en agradable siesta de media tarde...
¿No os parece un perfecto plan para este iniciado fin de semana?...
Que bien teneros por aquí, compartir la sobremesa, enseñaros montones de cosas y hacer de este sábado un perfecto día inspirador...
Besazos, hoy bajo la pérgola, para todassssssssssssssssssssss...

7 comentarios:

  1. Holaaaaa que lindo es estar en casa con la familia y ademas tener un cocinero en casa , esos ravioles se ven riquisimos, me gusta de las dos formas con salsa y con especies y queso, ahhh ni hablar de la cerveza, que me gusta pero no puedo tomar nada de bebidas alchoolicas prohibidas para mi, pero disfruto igual tomando algun jugo, y esas sandias que estan riquisimas tambien por aqui es la epoca, Celia preciosa se ve mas grande, y yaisa inseparable, espero que sigan disfrutando, de este sabado, por mi parte, en casa y mañana todos a lo de mi hija a estrenar su Nuevo dto recien renovado,ahi estaremos toda la familia, a disfrutar de ellos, besos para vos y tu familia y a todas las vergelianas un hermoso finde semana hasta mañana.

    ResponderEliminar
  2. Desde luego que yo también me perdería en tu preciosa terraza. La pérgola, las plantitas...vamos que no le falta detalle y se ve especialmente primaveral y cálida.
    La tenéis que disfrutar mucho en este tiempo. Un espacio así da mucho juego cuando llega el mes de Mayo. Os ha quedado preciosa y seguro que será el rincón de muchas siestas, largas lecturas y ratos de descanso.
    ¡¡Feliz sábado!!
    Besos!!

    ResponderEliminar
  3. Hola Matilde. Me ha encantado la entrada de hoy; adoro vestir las mesas. Esa pasta tiene una pinta riquísima y qué guapa está tu niña. Pero qué agustito se tiene que esta bajo esa preciosa pérgola. A disfrutar de muchísimos días que os quedan por delante de buen tiempo. Cariños y feliz finde para ti y para todas las chicas que pasan por aquí.

    ResponderEliminar
  4. Buenas tardes Matilde:¡Hum!... con ese escenario la comida tiene que estar el doble de buena. Un saludo muy cariñoso.

    ResponderEliminar
  5. Que bien comer al aire libre, rodeados de naturaleza, pues además de la terraza se ve tan buena vista desde tu casa, las montañas a lo lejos y los pinos y verdor de las avenida.Celia que encanto és, ella no pierde el tiempo ya observando las plantas, yo no se si alguna vez te comente, que mi madre tenia un balcón con muchas plantas, pues yo creo que a los ocho años ya me cuidaba yo de ellas y desde entonces no he parado con ellas. Ahora me da pena porque el Martes ya me voy a Asturias y dejo apunto de florecer los agapantos, el rosal y la displademia, la vez anterior me lleve el amarilis porque estaba en maceta pequeña pero estas imposible, pero bueno disfrutaré las de los campos. Hasta mañana.

    ResponderEliminar