nieve

28 de abril de 2015

Hoy plantamos aromáticas...

Chicas hacía falta en este vergel un conjunto de plantas aromáticas, tan mediterráneas y tan nuestras. Así que hoy nos toca plantar tomillo, romero rastrero y lavanda. Tres especies de esta temporada que además de alegrar nuestros exteriores les aporta un aroma inconfundible...
 Me hago sitio en la gran mesa de madera...
Y nuevamente me lleno las manos de tierra, bueno de tierra y de olor penetrante porque es tocar estas aromáticas y toda yo huelo a ellas...
Al maravilloso tomillo recién florecido...
                                                                        

Al verde romero rastrero...

 Y a la preciosa lavanda que aunque ahora está muy pequeñita, enseguida empezará a tirar...
Escojo el macetero ideal...
Para trasplantar mis aromáticas compradas en el mercado semanal de flores...

Y lo primero es disponerlas en su interior, siempre lo hago para que después queden perfectamente integradas...
 Delante coloco el tomillo en flor, a un lado el romero colgante y atrás de todo la joven lavanda...
Como me gusta tocar etas especies de olor, mis manos mantienen su aroma durante horas...
 Una vez metidas en el macetero relleno con tierra todo el envase, mucha tierra para que se desarrollen de maravilla...

 Ya las tengo preciosas, aromáticas que lucir en mi gran terraza...

 Ya tenía yo ganas de plantarlas hace tiempo, me atraen porque además de ser muy duraderas, necesitan mínimos cuidados y siempre quedan perfectas allá donde se las coloque...
Ya veréis de aquí a unas semanas como las aromáticas se habrán repoblado. El tomillo con más flores, el romero colgando y la lavanda repleta de esos preciosos brotes perfumados en lila...
Además he tenido tiempo de trasplantar también el rosal de pitiminí regalado a Celia. Tocaba sacarlo al exterior a pleno sol y así lo he hecho, dentro de un macetero blanco...
Con más tierra para que pueda florecer


Sin olvidarme del diminuto kalanchoe, aquel que iba destinado a ser plantado dentro de la casita de pájaros. No pudo ser, a cambio lo he trasplantado a una maceta mucho más grande y colocado sobre la caja de frutas repintada...







En fin, que las tareas jardineras en mi vergel son diarias. Muestra de que me da un montón de trabajo, pero después cuando veo como hoy, nuevas especies plantadas, se me dibuja la más amplia de todas las sonrisas...
Reto cumplido el de hoy, conjunto de aromáticas, kalanchoe y mini rosal, recién plantados...
Pero como me gustaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa este rincón chicas...
Como también me gusta éste, el que rodea a la fuente todo repleto de color y de muebles de madera de teca que me recuerdan que toca como todas las primaveras pintarlos y lijarlos. Aiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiii más faena que añadir...
Empezaré por restaurar la pajarera que se alza por encima del gran rosal...
Fijaros como está después de recibir la lluvia de todo el invierno...
Me tocará a la tarde lijarla, pintarla y volverla a pegar...
Aunque también podría tirar su estropeado tejado y plantarle dentro alguna crasa o larga cinta verde...
Ummmmmmmmmmm, no queda mal...Pero prefiero conservarla por un año más como casita de pájaros. ¿No creéis?...

Y como no solo hay flores en mis exteriores, hoy me despido de mis preferidas mujeres con un ramillete de margaritas cortadas en mi vergel y adornando en el sobre de la chimenea. El colorido que lucen es realmente precioso. Con ellas a lo grande os deseo a todas una tarde de martes repleta de total primavera...
Mañana asomará por aquí un cuadro recuperado repleto de color...

7 comentarios:

  1. Maravillosa la entrada de hoy, felicidades. un saludo.

    ResponderEliminar
  2. Casi nos llega el olor de esas aromáticas que acabas de plantar,ummmmm

    ResponderEliminar
  3. Y si yo de tan lejos tambien siento ese olorcito de esas aromaticas que tanto me gustan tambien, tu vergel precioso como siempre que lindo aunque te toca mucho trabajo despues verlo asi, tan cuidado y lleno de colores,vale la pena y nosotras desde el punto que nos encontramos viviendo disfrutandolo tambien y por que no, copiandonos los consejos de jardineria de Matilde, bueno Feliz Martes, saludos a todas las vergelianas.

    ResponderEliminar
  4. Hola guapi!!! Las aromáticas son sin duda el mejor ambientador natural que existe. Me has dado una idea para hacerme con ellas este jueves para un macetero que tengo vacío. Cariños y hasta mañana. Ah yo me quedaría con la casita de pájaros con su tejado...incluso así viejita y desgastada tiene su encanto.

    ResponderEliminar
  5. Si Maite la casita de pájaros si la dejas así ya está decapada, última moda, pero tu lo quieres todo pintadito y reluciente, que idea como macetero tiene su encanto. Y las aromáticas cuantas había tenido, pero quieren sol, y en mi terraza con el toldo no prosperan, cada día quedamos felices con tu blog, pero leemos el final y ya quiero ver el de mañana.

    ResponderEliminar
  6. Ideales las aromáticas para repeler a insectos molestos. El rosal de pitiminí tan chiquitito pero con rosas enormes, da elegancia a cualquier jardín. Y por favor conserva la pajarera con su tejado, de la otra manera se queda como calvo; sigue peleando contra la intemperie para conservarla. Saludos a todas y mañana nos volvemos a leer por este rinconcito que nos ofrece Matilde en su vergel.

    ResponderEliminar
  7. Hola matilde, q agradecidas son las aromáticas, primero por su verdor, segundo por el aroma que desprenden y tercero como aderezo en nuestras cocinas; más completas imposible. Y que poco delicadas son.
    La casita del pájaro me encanta con su tejado pero como dices necesita una manita de barniz para proteger un poco su tejado.
    Bueno hasta mañana que nos deleites con tus bonitas entradas.

    ResponderEliminar