nieve

3 de junio de 2014

Letras en el cuarto de baño...

Si, preciosas, letras en el cuarto de baño. Porque me encantan los objetos que las lucen y casi sin darme cuenta, me he ido haciendo mi particular colección en esta estancia de mi hogar que mimo como la que más...La conforman, el portarollo de papel, la jabonera en forma de bañera antigua, el perchero de las toallas y algo que añado hoy, mi nueva jabonera de manos...

De porcelana blanca, lleva escritas en letras negras y en francés, una marca de agua de lavanda. No se que tienen estos objetos serigrafiados, que me es imposible resistirme a ellos. Desprenden notas afrancesadas repletas de romanticismo que una vez colocados en su lugar, los hace muy especiales...




Junto a la jabonera, la bañera que hace tiempo me regaló Víctor. Siempre presumo que a mi manera, tengo colocada una, en mi cuarto de baño, sabiendo que sería toda mi ilusión poseer una de verdad, me vuelven loca, con esas griferías de latón, esas patas contorneadas y esa elegancia tan magnífica...






Pero necesita más acompañamiento. A su lado no puede faltar el portarrollos de papel. Me costó encontrarlo una barbaridad. Tenía que ser de pie, de porcelana, con reminiscencias antiguas y en delicado blanco. Y lo logré, tal y como lo había imaginado. Perfecto para formar parte de mi cuarto de baño y de mi colección de complementos...




Y continúan las letras, prolongadas a mi percha de las toallas. Delicada como todo el conjunto, con formas ondeantes y dulces palabras francesas...




No existen estancias perfectas sin perfectos complementos. Da igual el estilo que adoremos, el colorido preferido y el personal gusto que tengamos. Solo necesitamos inspirarnos, recorrer tiendas y enamorarnos al final de lo escogido. Como un flechazo, los objetos nos escogen a nosotras, están ahí esperando, porque saben que en nuestro hogar se acoplarán a la perfección, para permanecer en él por el tiempo...


Las letras, la porcelana blanca, el francés, las sinuosas ondas y las pinceladas en negro, me eligieron a mi y a mi cuarto de baño. Y me encantaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa, el espíritu romántico que aportan... 



La perfecta conjunción...


La sutil delicadeza...


Y la armonía que desprenden...

Eso si, sin olvidarnos de las flores, siempre presentes en mi mundo. Esparcidas están en la otra jabonera de latón. Esta no tiene impresas palabras bonitas, pero le basta y le sobra permanecer colgada sobre la pared...



Con ella y con las flores rosadas que la acompañan, os deseo a todas un martes, que hoy, nos ha regalado un perfecto día soleado...

¡Vamos a disfrutarloooooooooooooooooooo!

3 comentarios:

  1. Maite, que encanto de cuarto de baño pero sobre todo los detalles que tienes, porque por bonita que sea una casa con unos muebles preciosos, si no hay los detalles, para mí que no tiene "alma", y la tuya no tiene ningún espacio que no este cuidado al minimo detalle. He visto que los pomos del armario los cambiaste para que estén los dos del mismo color.

    ResponderEliminar
  2. Hola Matilde :) como cada rincón de tu casa, tu cuarto de baño me encanta!!! cada detalle que tiene es muy dulce y romántico....

    ResponderEliminar
  3. ¡Hola Matilde! Adoro tu baño de principio a fin ... creo que te lo habré dicho unas tropecientas veces ajajaja .... sueño con tener el mío así de bonito. No me canso de verlo y si además de vez en cuando nos sorprendes con un detallito nuevo, ya es ideal. Cariños

    ResponderEliminar