nieve

12 de enero de 2014

Un centro sobre la mesa

Ramas de abeto, portavelas de cristal plateados, velas en forma de flor y flores recogidas aquí y allí...Nada más he necesitado esta mañana para elaborar un sencillo centro de mesa. Me apetecía, el día acompañaba para iluminar la cocina y luego de paso adornará nuestra comida de mediodía, siendo el toque personal de la mesa. A veces basta mirar a nuestro alrededor, recopilar objetos y detalles, cortar flores de nuestros arreglos o de la terraza y con imaginación en pocos minutos tendremos un centro natural lleno de encanto...En esta ocasión mezclo flores naturales de clavel en amarillo y otras artificiales rosas de tela. Aprovecho, porque es la época,  ramas de abeto, me encantan. Evocan a los países nórdicos donde las utilizan muchísimo para embellecer sus casas y lucirlas en jarrones, adornando faroles o simplemente coronando las puertas... 








Después enciendo las velas. Entonces el centro se ilumina por completo dando calidez a toda la cocina. Hoy comeremos bajo la magia  iluminada de un delicado centro de mesa. Y me lo acerco hasta el ventanal, de paso os muestro como se ha despertado hoy mi ciudad. Completamente emergida en una pesada niebla y repleta de humedad. Ha llovido durante la noche y mi vergel está completamente mojado, hasta el reno que cuelga de la guirnalda parece querer correr hacia el interior de la casa calentito y a gusto...Días así también tienen su encanto, ¿no os parece?...









Domingo...Y hoy me apetece despedirme de vosotras desde un rincón que conforma mi pequeño vergel porque mis plantas a pesar del invierno continúan ahí resistiendo el frío pero luciendo con el encanto que también nos sabe dar esta preciosa estación...
Que lo acabéis de pasar genial en estas últimas horas del fin de semana...

1 comentario:

  1. Que bonito centro has creado, cuando se tiene gusto no se necesita grandes cosas, el detalle del clavel y las tres pequeñas flores rosas, el abeto y como no el gran encanto de las velas que adoro. Aquí ha salido el sol y ya he trasteado en la terracita que por cierto esta florecida y preciosa, pero ahora ya esta nublado y triste, es invierno pero si te digo la verdad al estar en BCN casí no me entero. Disfruta también de la tranquilidad de la tarde del Domingo y un abrazo guapísima.

    ResponderEliminar