nieve

24 de febrero de 2013

De noche y de día...

Ayer por la noche en mi salón...mi nuevo aparador pintado en plata vieja. Ha pasado de blanco afrancesado a un toque más moderno con ese acabado con toques metálicos...obra de mi marido, todo un artista y aficionado a cambiar las cosas simplemente con darles una mano de pintura.Ha bastado elegir un color muy de moda, darle una mano de betún de judea y cambiarle los tiradores. Parece otro, como si la acabáramos de comprar...increíble...Bajo la luz de las velas, con el viejo farol debajo, el papel en gris de la pared le da un nuevo toque sofisticado al salón. Eran apenas las ocho de la noche, tuvimos un día que se levantó con nieve y muchísimo frío, nos quedamos en casa calentitos aprovechando para hacer pequeños cambios y este fue el resultado...







 Hoy ya es domingo, nos hemos levantado sin una nube en el cielo, con un sol resplandeciente y mejores temperaturas... El sol se cuela en mi salón a través de los grandes ventanales,¡qué alegría!. Os vuelvo a enseñar mi nuevo aparador reciclado, ahora con el reflejo del día, dándole nuevos matices ..Hay que ver como cambian las cosas entre el día y la noche...A ello ayudan las velas y lámparas al anochecer y la claridad de la luz  y el solecito al llegar el día...
Por la noche o por el día, nos encanta el cambio del nuevo aparador combinando perfectamente con el resto del salón...Es maravilloso reciclar y transformar, reinventando nuevos y deliciosos espacios...¿no os parece?...
¡Feliz domingo!, decimos adiós a un fin de semana que nos ha dejado frío, nieve y bajas temperaturas. Pero en mi hogar lo hemos recibido con nuevos y maravillosos cambios... 





¡Nos vemos mañana!

6 comentarios:

  1. Hola Matilde, que bonito te ha quedado el aparador.. tienes razón, con una simple mano de pintura el cambio tan enorme que puede llegar a dar un mueble ;)
    Besitos!!

    ResponderEliminar
  2. A la luz de las velas ,o la del sol ,hermosisimo !!Que lindo disfrutar de los pequeños grandes cambios que hace uno mismo ,te alegran el alma.
    Besos.

    ResponderEliminar
  3. Muy bonito Matilde , me encanta este tipo de muebles y en este color queda que ni pintado en tu salón .
    Besos !!

    ResponderEliminar
  4. Me super encantaaaaaa,,parece otro y le da un aire maravilloso a tu salón,,,y que integrado ...un 1000 para el manitas de la casa,,,que sepa que es nuestra envidia sana.

    ResponderEliminar
  5. Desde luego, Matilde, la casa Noruega es de ensueño pero igualmente la tuya.
    Quizás lo único que te falte sea la orangerie que, como en tu caso, es un sueño que tengo pendiente. Besos y enhorabuena por ese regalo inesperado!

    ResponderEliminar
  6. Hola.....matilde,me encantaria saber qe pintura usasteis para este aparador qe preciosidad

    ResponderEliminar