29 de marzo de 2017

Los rincones vergelianos de Lola...

Volamos hoy en avión chicas para aterrizar en La Laguna, parte ella importante de la maravillosa isla de Tenerife. Allí nos recibe Lola, una vergeliana de esas que pasan por esta ventana en silencio pero siempre atenta a este vergel en la ciudad que tanto le inspira. Ella se atrevió a escribirme un buen día y a partir de entonces mantenemos pequeñas charlas que me llenan de enorme felicidad. Es curioso, pero cuando recibo correos de mujeres vergelianas de cualquier parte del mundo, siempre imagino como serán ellas, que estilo decorarán sus hogares y que jardines especiales cultivarán. Ese misterio desapareció con Lola en el mismo instante en que me llegaron su fotos, que enorme emoción descubrir algunos de sus rincones, algunas de sus plantitas, algunas de sus pequeñas colecciones, conocer a un miembro guapíiiiiiisimo de su familia y hasta ponerle rostro a una Lola que ya forma parte importante de esta ventana diaria. No hablo más chicas, me muero por adentraros ya en el mundo especial de semejante mujer tinerfeña...
¿Qué os parece este rincón entarimado que forma parte de la terraza de nuestra Lola?. Tonalidades anaranjadas para los textiles de su banco al solecito, bien seguro que es una mujer que pone enorme pasión a todo lo que hace. Que maravilla esos rayos de luz atravesando el verde pino, la pequeña hortensia rosa y hasta los mismos interiores. La imagino ahí sentada al llegar el atardecer, con un buen libro entre sus manos y a la luz de las velas colocadas sobre el mismo suelo...
Pero este pequeño entarimado se abre hasta un gran rincón todo rodeado de verde. Abundan ficus variados, todos ellos plantados en macetas diferentes y que le dan al entorno un aspecto de pequeña senda hasta llegar al banco de hierro verde que nos está llamando a todas para sentarnos en él...
Y como no podía ser de otra manera también llegó la primavera hasta el vergel de Lola. Aunque en esta isla debe de serlo gran parte del año, sus temperaturas son casi siempre suaves, ideales para que broten tulipanes preciosos como éste que nos deja boquiabiertas. ¿No os llega su dulce aroma chicas?...
También nos sorprenden orquídeas en pleno exterior mezcladas con esos ficus variegados y resaltando sobre todo...
Verde y más verde desbordando, enormes hojas que todo lo tapan y que pronto, estoy segura, regalarán sus llamativas flores para alegrarlo todo...
Como este jazmín que tímidamente ha empezado a florecer y del que estoy segura que Lola se siente orgullosa de que trepe por las paredes de tan cuidados exteriores...
Ohhhhhhhhhhhhhhhhh chicas, mirad quien asoma su dulce cabecita por la puerta, el guapetón miembro de semejante familia. Tito se llama, ese perrazo lindo y mimoso como así lo describe su dueña. Yo es que si ya me ilusiono con vuestras fotos personales, cuando recibo las de vuestros peludos es que me muero de amor total. Fijaros que tiene los ojitos bien azules, el pelaje blanco y negro, con una carita divina que nos está diciendo que paremos de admirar plantas y flores y que entremos en el interior. Vamos a negárselo, por nada del mundo chicas...
Y nos adentramos en el hogar de Lola donde abunda la cálida madera y los objetos muy personales conservados a través del tiempo. Ella me cuenta que la literatura es su vida, lee como una posesa y gran parte de sus paredes y  muebles están cubiertos de libros. Me encanta esa forma de transmitir una gran pasión, de esparcir libros aquí y allí sabiendo que han sido leídos y saboreados, haciendo que los hogares hablen de sus moradores...
Y el de Lola habla mucho de ella, con esas vitrinas de madera rebosantes de pequeños detalles encantadores. Tacitas muy inglesas, platos a juego, teteras, lamparitas de cristales especiales y una coqueta guirnalda de vivas bolas que aportan ese matiz especial a tan antiguo rincón...
Curioso cuadro el que corona otro de los rincones. Mar, montañas, cielos más que azules...estoy segura que ha sido pintado recreando uno de los rincones mágicos de semejante isla canaria. Bajo él un maravilloso baúl hace las veces de mesita auxiliar, albergando una colección de portavelas totalmente encantadores...
Si os habéis ido fijando chicas, las paredes de Lola emulan una cálida cabaña, todas ellas de madera muy a juego con los muebles. Y me gusta el aspecto que aporta, debe de transmitir calor de hogar, ganas de no moverse del sofá, de tumbarse durante horas escogiendo un buen libro y dejando que las horas pasen por encima de todo. Adorables los arreglos que Lola sabe repartir por sus mesas, los hay de todo tipo...
Amarillas mimosas perfumadas en jarra de porcelana...
Narcisos y jacintos envueltos en telas muy campestres...
Y cestas improvisadas que esconden más bulbos de temporada para perfumarlo todo...
Inmensa flor amarilla la que nos regala Lola, con ella nos dan las gracias por tan rápida y agradable visita. Y digo rápida porque me quedo con las enormes ganas de conocer más estancias del hogar de esta vergeliana. Ella ha querido enviarme unos cuantos rincones de su casa, aquellos que más le gustan y en los que suele recrearse. Eso si, ahora los veis así, pero al igual dentro de semanas todo está girado porque ha ella le encanta trajinar, mover las cosas de sitio y hacerlo todo cambiante. Pues en eso te pareces a mi preciosa, característica descriptiva de una perfecta vergeliana...
Mirad chicas, que maravilla, la cara de Lola para la última de sus fotos. Me dibujó una sonrisa nada más verla, me recuerda y mucho a la amiga de mi madre, aquella que me cambió el nombre a Maite cuando era yo muy pequeña. La misma belleza, la misma elegancia y el mismísimo porte que la señora Amelia...
Lola, precioso nombre para una gran mujer de los pies a la cabeza, jubilada y jubilosa, de profesión maestra, madre de dos hijas ya independizadas, con un marido encantador, un perro para volverse loca, adicta a la literatura, apasionada de la playa, amante indiscutible de sus amigos a los que considera auténticos tesoros y totalmente vergeliana, con un gran amor por las plantas, la decoración y el trajineo de muebles...Aiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiii Lola, cuantas cosas maravillosas en tu ser que has logrado trasladar hasta tu propio hogar...
Me decía ella en su último correo...¿Qué más puedo contarte?, sino es que llegada esta etapa de mi vida, sé lo que es realmente importante, lo que me hace sonreír a diario y me produce bienestar. Por eso me escribe, me enseña y me envía sus fotos porque este vergel en la ciudad la hace sentirse infinitamente feliz con cada lectura...
Pues millones de graciasssssssssssssssssssssssssssss preciosa... 
No sabéis lo contenta que estoy chicas con la vuelta a las auténticas casas de las vergelianas, a casas reales, muy nuestras,  no sacadas de revistas y ajenas a nosotras. Lola ha retomado de nuevo los maravillosos miércoles tan esperados. Y la cosa no para, la semana que viene rincones floridos de Marta Lladó y después nuevo viaje hasta México para adentrarnos en el hogar ya primaveral de nuestra Aide. ¿No os parece realmente maravilloso?...
¡Feliz miércoles para todasssssssssssssssssssssssssss!

28 de marzo de 2017

Esos cojines de cactus...

Pues este es hoy el panorama en esta casa chicas, vuelve la adorada primavera y quien no siestea junto al gran ventanal, toma el solecito en pleno mini vergel. Un martes delicioso brillando con luz propia como a mi me gusta. No puedo quejarme de las vistas, aún viviendo en plena ciudad, gozo de altos pinos centenarios que nos alegran a todos cuando miramos al horizonte. Sin embargo el punto importante de este salón mío es su pequeña terraza entarimada que intento tener siempre decorada con total encanto y hace días que me la miro y remiro, ¿no creéis que le falta algo que la llene aún más de viveza chicas?...
Esas sillas blancas vacías...
 Necesitan un punto de total gracia...
 No es que queden mal del todo, pero si que resultan algo incómodas a la hora de sentarnos...
 Estos peludos míos no tienen problemas, pongo una alfombra cualquiera y se tumban junto a ella por horas infinitas, pero nosotros...
Cojines, estas sillas nuestras necesitan urgentemente cojines muy primaverales...
 Y los encontré, con tanto ir de tienda en tienda con mi cuñada para redecorar su balcón, se cruzaron conmigo...
 Nuevamente sale a relucir la tienda "Tiger" porque de allí son chicas, dos redondos cojines de algodón con grandes cactus bordados. El uno introducido en una verde maceta rosa...
 El otro luciendo tres flores recién abiertas...
 Son moníiiiiiiisimos chicas, bien pudieran decorar ellos cualquier habitación infantil o cualquier rincón en esa estancia tan nuestra donde nos encanta, bordar, tejer o sentarnos a leer...
 Aunque yo lo tenía bien clarito, los míos iban a ser colocados en las sillas de la terraza de abajo...
 No vaya a ser que los ponga encima mismo de la alfombra y este Troll se haga con ellos. Y sino fijaros como le tientan, a punto está de dejar caer su cabeza adormilada en cualquiera de ellos...
 Pues vamos a allá chicas...
Como cambia la cosa una vez colocados, que punto más coqueto aportan a todo el conjunto, sencillamente me tienen enamorada...
 Su forma es ideal tanto para colocarlos en el asiento, como para mantenerlos apoyados luciendo totalmente su gran dibujo...
 Os los voy a acercar un poquito más...
 Verdes, rosas y amarillos...
 Tonalidades muy primaverales que combinan con plantas, flores y complementos de exterior...
 Ya veis la magia que aportan los textiles colocados al exterior. Solemos limitarlos únicamente de puertas para adentro, quizás por miedo a que se estropeen por las inclemencias que reciben,  pero yo no renuncio a ellos por nada del mundo, creo que realzan mucho mejor nuestros rincones dándoles esa gracia repleta de encanto...
 Después si son preciosos ellos mirándolos desde la misma terracita, ni os imagináis lo maravillosos que se ven vistos desde adentro y a través del gran salón iluminado...
 Hasta mis peludos se sienten encantados con la nueva adquisición decorativa de este vergel. Sé que me están mirando como pidiéndome a gritos que se los ponga en la alfombra para dormitar junto a ellos...
 Por nada del mundo, estos nuevos cojines ya forman parte de mis blancas sillas de hierro...
 De mi mesita redonda, de mis faroles a encender, de mi pino limonero, de mi hortensia verde ...
 Y de esas flores rosas bien abiertas que tanto les favorecen...
Que subidón tengo hoy vergelianas, después de días lluviosos y tristes hoy nos visita de nuevo el sol con su primavera imparable. Inspirada estoy con los arreglos del balcón de mi cuñada, no sabéis la de ideas que estamos creando para espacios minis al exterior, convenciéndome cada vez mas de que cualquier pequeño rincón es perfecto para montarnos ese jardincito en el que disfrutar. Y por si fuera poco, mañana viajamos hasta La Laguna, esa isla encantadora donde nuestra Lola va a deleitarnos con sus rincones escogidos...
¿Se puede pedir más?...
Pues creo que si, veros a todas por esta ventana, comentando, sonriendo y felices de poder compartir tantísimas cosas especiales...
¡Feliz martes chicas!

27 de marzo de 2017

En la planta de arriba...

Para que os voy a mentir chicas, después de la cenita con mis amigas y el buen bailoteo que me vino genial, me queda exhausta para todo el fin de semana, será que una ya no está para esos trotes o quizás es que le pusimos todas tanta energía a la mágica noche que he necesitado dos días para recuperarme. La cuestión es que reaparezco hoy lunes por nuestra ventana nuevamente lluviosa, intentando hacer llegar un poquito de primavera hasta ese rincón tan preferido no solo para mi, sino también para muchas de vosotras, repleto de oscura madera y en el que sueño perderme con mis cosas durante horas...
 Tal es el ambiente frío de hoy que he querido colocar una guirnalda de pequeñas lucecitas encendidas...
 Estrellas que caen sobre la alta cajonera...
 Aprovechando esos portavelas especiales que han quemado todas sus velas, les coloco flores muy alegres...
 Ellas asoman tras un cuadro bordado a punto de cruz por mi hace ya mucho tiempo y que de vez en cuando coloco en diferentes rincones para ser lucido. Sé que hay por aquí muchas vergelianas apasionadas de tales bordados a mano y saben cuanto trabajo supone tejer motivos escogidos. Algún día rescataré todos los míos que están perfectamente enmarcados por Víctor y que me llevaron muchas horas de contar hilos y cuadraditos...
 Flores de crasas varias y de petunias relucen en mi pequeño tintero, una nota más de primavera a mi rincón colonial...
 Las botellas de cristal serigrafiadas también son ideales como jarrones en las que sumergir flores de orquídea artificiales...
 A juego con los dibujos que forran el maniquí...
 Toda la mesa en tonos muy rosados porque sé que son ideales para darle viveza a la clásica madera de teca...
 Increíble chicas, pero aún me vive y floreciendo mi poinsetia  anaranjada de navidad, creo que di con la ubicación perfecta, cerca del gran ventanal que se abre a la terraza, allí recibe luz infinita para ponerse lo más bonita posible...
Pero la primavera sigue en este especial rincón de la mano de textiles que siempre visten de maravilla los espacios. Un gran cojín a modo de colchoneta repleto de rosas y ese colgador en forma de corazón que tan coquetamente lo acompaña...
 Junto a tantos pequeños arreglos sumergidos también hay espacio para las plantas naturales que tanto nos gustan. Sobre la bandeja de madera me inspiré para colocar un verde hiedra de hoja grande y una pequeña orquídea totalmente florecida...
 La combinación de ambas es perfecta junto a esos portavelas forrados en romántica tela estampada...
 Después os acerco la gran caja de vinos rescatada de la mismísima basura. La restauré hace ya tiempo y me ha servido como gran macetero para colocar montones de plantas. Algunas de ellas se han ido marchitando con el paso de los años...
 Pero hay una que ahí sigue, imparable, dando hojas y más hojas verdes desbordantes. Ella es la palmera que ha resistido sin problemas la fata de agua, de abono y de algunos mimos por mi parte...
 Reconozco que nunca me gustó demasiado y es quizás por ello que ha resistido como retándome y cuanto menos caso le hacía, ella me brindaba con fuerza más largas hojas para abrirse. Ha sido este fin de semana que decidí abonarla y cortarle ramitas secas que me di cuenta de esa larga vara que le sobresalía por encima de sus hojas, fijaros chicas...
 Tiene como unas bolitas amarillas que no sé deciros si son flores que se abrirán o simples frutos diminutos...
 El caso es que se está llenando toda ella para mi sorpresa y quiero pedirles a mis mujeres de por aquí que tengan una palmera igualita a ésta  el porqué de semejante brote. He leído que muchas plantas verdes que florecen por primera y única vez después de montones de años, lo hacen simplemente porque les ha llegado el final de su ciclo y mueren...
 Espero que no sea así y pueda seguir presumiendo de frondosa planta...
 Pues creo chicas que mi rincón primaveral ha concluido, simplemente he querido llenar de colorido otro de mis muchos espacios vergelianos...
 Y aunque la primavera perfecta se nos sigue resistiendo con días aún algo desapacibles, siempre podemos llevarla hasta nuestros cuidados interiores, solo necesitamos colorido, luces iluminando, arreglos florales, plantas naturales y por supuesto, ganas enormes de inspirarnos con todo ello...
 Tengo muchas cosas que contaros y mostraros chicas. Primerísimo de todo y que me llena de alegría total han sido las fotos recibidas en mi correo de los rincones floridos de dos mujeres maravillosas, Marta Lladó y Lola. Ellas han creado mini jardines interiores y exteriores mucho más que preciosos y que pienso compartir con todas vosotras el próximo miércoles en nuestra habitual cita vergeliana. También estoy emergida en la decoración y cambio radical del balcón de mi querida cuñada. Andamos como locas recorriendo tiendas y más tiendas para comprar aquello que mejor se adapte a su diminuto vergel y me muero porque una vez lo hayamos montado os sorprenda a todas hasta haceros soñar. Y por último y como no, con tanto perderme por esas tiendas vergelianas, pues que no he podido resistirme a quedarme alguna que otra cosita que ya se cuela por aquí...
¿La visualizáis?...


 Mañana os cuento...
 Con grandes flores muy lilas resaltando sobre mi terraza lluviosa...
Feliz lunes, feliz inicio de nueva semana y feliz tarde para todas mis chicas...