nieve

29 de mayo de 2015

Sol, arroz y vergel...

Ayer  compré pescado fresco en el mercado de mi ciudad y hoy me dispongo a prepararles a los míos un delicioso arroz mixto. Mixto porque aúna en sus condimentos tanto pescado como carne. No se si es por presumir chicas, pero a mi los arroces me salen para chuparse los dedos. No soy gran amante de la cocina, pero lo poquito que preparo me sale delicioso y este arroz como ya veis, va adquiriendo mientras se cuece, una pinta estupenda. Como aún tardará unos veinte minutos, más cinco de reposo, pues me subo a mi vergel a darme un paseo por él y recibir ese solecito con el que hoy nos hemos levantado...
 Que calor vergelianas, casi rozando los veintinueve grados, diría yo...
 Recoloco algo mis complementos...
 Y riego un poquito. Os recuerdo que con la llegada de la primavera y la subida de las temperaturas debemos aportarles más agua a nuestras plantas. A unas más que a otras. Las que permanecen debajo de la pérgola no lo necesitan tanto pues ésta las mantiene perfectamente a la sombra. Pero después están las otras, las que permanecen a pleno sol, esas si debemos de otorgarles riegos mucho más a menudo...
 Sumamos más trabajo que realizar en nuestros exteriores que han permanecido aletargados durante todo el invierno...
 Yo no hay día que no me tire una horita en mi vergel. Quitando flores marchitas, plantando flores de temporada, recortando mañas hierbas, regando y abonando...
 En fin, es lo que tiene la primavera a parte de ofrecernos gran belleza, también nos exige más horas de nuestro día a día...
 Y como me ha entrado una sed tremenda con el sol calentando, pues bajo a la cocina, miro la cocción de mi arroz que sigue perfecta y me subo dos grandes trozos de rica sandía...
 Ummmmmmmmmmmmmm, es lo que apetece a estas horas. Soy adicta a esta exquisita fruta que además de tener poquísimas calorías nos refresca con su dulce jugo...
 ¿Os apetece compartir conmigo un trocito?...

 Ahí os lo dejo por si queréis meter la mano por la ventanita y agenciaros un buen pedazo...
Además hoy voy a plantar hiedra en uno de los maceteros. Ya sabéis lo fácil que es propagarla por nuestros exteriores, nos basta con un verde brote con raíz para plantarla en la tierra. A los pocos días habrá agarrado y poco a poco le irán brotando multitud de nuevas hojas...


 La de hoy es una variedad algo más pequeña y matizada en dos colores...


Que trasplanto junto a un geranio de florecillas rosadas y dentro de una vasija de barro...


 Bueno creo que mi arroz mixto ya está listo porque desprende un olor irresistible. Tenía pensado vestir la mesa de la gran terraza, pero hace tantísimo calor que me he arrepentido por momentos y la monto abajo donde estaremos algo más fresquitos
Eso si,  coloco en el centro de la mesa, junto al arroz un ramillete improvisado de flores de bouganvilla en atrevido rosa. Que no nos falte en nuestras mesas sea el día que sea centros coloridos con los que sorprender a los nuestros...
 Aiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiii chicas, mirad que pinta tiene. Si alguna de vosotras quiere la receta paso por paso que me la pida sin problemas, aquí estoy yo para contaros un pequeño secreto que guarda, muy pero que muy catalán...
Con pinceladas culinarias, algo de sol, verde hiedra y un paseito por mi vergel, os deseo a todas un viernes repletísimo de montones de cosas maravillosas...
¡Hasta mañana preciosas!

28 de mayo de 2015

Repartiendo azul...

Como ya os adelantaba ayer, hoy reparto más azules por mi salón. El primero de los detalles, un sencillo macetero de zinc pintado de la firma Ikea. Destinado a colocarle una bonita planta, pero yo voy más allá, lo lleno de agua y le sumerjo velas flotantes...
Ya sabéis como me gustan las velas, pero si estas pueden flotar sobre el agua, entonces ya me enamoran del todo...

Lo voy a colocar sobre una de las mesitas auxiliares  del salón junto a más complementos en tonos parecidos, como la jaula y los portavelas de cristal...

Es un recipiente perfecto para albergar velas, además tiene unas bonitas flores repartidas por todo él en diferentes tonalidades de azul, así que combino las velas flotantes dentro de la misma gama...

Un centro ideal el que he creado de manera sencilla que al unirse con los textiles de su alrededor le aporta un aire muy fresco y veraniego...

Pero eso no es todo preciosas,  hoy cambio las velas alargadas de la chimenea que antes lucían en gris, por otras nuevas en color azul aturquesado...

 Para que así todo vaya conjuntando a la perfección...

Después rescato un macetero de mis exteriores, le coloco una suculenta colgante y lo arrimo a las velas recién compradas...

 Increíble como resaltan los azules con los grises, platas y blancos...


 No lo voy a dejar en el sobre de la chimenea, su destino es volver a los exteriores como macetero que es. Pero mientras tanto lo paseo por todo el salón. De la chimenea a la mesa de centro...
De la mesa de centro al bufete plateado...


Y del bufete plateado a la mesa de baldosas del pequeño vergel, conjuntado con los cojines bordados de flores...La verdad es que queda genial allá donde se le coloque y más con ese tono turquesa que tiene, con el pequeño pajaritos posado y la hermosa crasa verde y colgante. Aiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiii como ha cambiado mi salón nada más recibir la primavera. Ha dejado atrás sus renos invernales, los tonos más crudos y grises para dar paso a otros más alegres, vivos y frescos como ésta estación se merece. La verdad es que tengo la sensación de haber estrenado nueva estancia gracias a unos pocos complementos colocados...

Eso si, de todos el que más adoro, es el centro de velas flotantes. No es el primero que realizo. Acordaros de la gran copa de cristal del verano pasado repleta de agua, velas que flotaban y flores secas esparcidas...


Era preciosa, lástima que se me rompió limpiándola...
O sino, el centro de velas flotantes creado para un rincón de mi terraza. Una simple ensaladera de cristal repleta de velas en rosa, conchas de mar, margaritas y verde hiedra...
Bellísimaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa...


Este año he improvisado un nuevo centro de velas flotantes, como manda la primavera. Más sencillo pero igualmente encantador. Quizás lo complemente más adelante con flores secas en azul y algunas piedrecitas en blanco. Lo mágico llega al anochecer cuando las velas se encienden y parpadean al flotar, verdaderamente hipnotizador...
El jueves ya llegó, casi, casi pisamos otro nuevo fin de semana. Hoy recorrí los puestos de flores nuevamente y el mercado de alimentación. Me traje una pequeña lavanda para trasplantar y pescado fresco para cocinar  un delicioso arroz, petición de los míos para el menú de viernes.Así que mañana asomará por aquí para todas vosotras...Aiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiii chicas que paso lista a diario y empiezan a faltarme alguna que otra vergeliana. No puede ser. A cambio entró a comentar una nueva mujer maravillosa, Mª Carmen Santos que recién descubrió el blog. Gracias preciosa, invitada estás a hacerte seguidora y a escribir en él tooooooodooooooooooo lo que quieras porque este es tu lugar. A ella y a todas...
¡Feliz jueves!

27 de mayo de 2015

Agapantos floreciendo...

Aiiiiiiiiiiiiiiiiiii chicas, como me alegra el haber comprado un ramillete de agapantos el jueves pasado. Cerraditos estaban porque siempre que compro ramos de flores naturales miro que sus flores estén lo más cerradas posibles, así veo la evolución al abrirse y me duran muchísimo más...
De los cuatro bulbos que traje a casa, dos están sumergidos en una botella de cristal, otro en la cocina y el último de ellos, dentro de un perfumero en el cuarto de baño...
Esta semana han empezado a abrirse muy lentamente, como a mi me gusta, para saborear paso a paso su bella floración...
Les cambio el agua a diario para así mimarlos todavía más. Directa de la regadera que tengo en la pequeña terraza, agua que mantengo durante días para hacer desaparecer la temible cal que pueda dañarlos...


Que finos quedan en la balda de la chimenea, largos y con sus tallos verdes...

Me hacía enorme ilusión que sus pétalos fueran azules para así integrarlos con los colores de mis complementos del salón, pero veo que serán blancos como me demuestran los primeros en salir...
Igualmente bellos, por supuesto, y más aún cuando todos florezcan en una impresionante bola florida...
Pero la blanca chimenea se rodea de más flores. Las rosas cortadas el fin de semana se han secado y las sustituyo por otras flores llenas de color...
 Una flor blanca y otra en adorable salmón, rodeadas de multitud de capullos a puntito de abrir...
 Recién cortadas esta misma mañana...
Adelfas maravillosas que crecen en parques de nuestras ciudades...
 Y que hoy he querido sumergir en agua formando un delicado ramillete...
 Notas de color para el rincón de mi chimea que siempre se rodea de flores de temporada...
 Después me doy cuenta que nuevamente sin pensarlo aúno colores. La gran flor de amarilis artificial posee el mismo tono salmón que una de las flores de adelfas...

 Reorganizo todo el conjunto hasta darle el toque deseado...
Un toque floral que ya sabéis que nunca puede faltar en ninguno de mis espacios, tanto interiores como exteriores...

Prueba de ello es el agapanto colocado en la cocina...
 Y el último de ellos, adornando en mi cuarto de baño. Éste sustituye a un adorno robado de aquí para trasladarlo hasta el salón y que mañana os enseñaré...

Vuelvo al salón para observar el maravilloso miércoles de hoy...
 Levanto las cortinas para dejar entrar algo de solecito matinal...
 Y aprovecho para admirar mi pequeño vergel de la planta abajo...
Pero mi Yaiza me reclama...

Le encanta que me siente junto a ella para acariciarla durante rato y se queda extasiada, medio adormilada y relajada. ¿Y quién no?... 

Miércoles soleado y primaveral...Esta ventana nuestra se vuelve a inundar de hermosa flores, pero no de cualquiera, sino de preciosos bulbos de agapanto en plena floración y sencillas flores de adelfa. Mañana os esperan complementos muy azules para acompañar a mis textiles y demás adornos del salón. Por hoy creo que ya os he contado muchíiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiisimas cosas. A veces creo que hablo hasta por los codos...
Pues eso preciosas, ahí va un enorme beso para toooooooooooodassssssssssssssssss. Con él os digo...

¡Hasta mañana jueves vergelianas!. Por cierto hoy luzco vestido reversible de la firma "Diesel"en color negro. Si preciosas reversible, con un pañuelo marrón y dorado a juego con los complementos. Nuevamente os demuestro que el negro se convierte en uno de mis principales aliados en moda...