nieve

31 de diciembre de 2014

¡Feliz Noche Vieja!

 Buenos días especiales preciosas, hoy mi chimenea luce vestida de notas festivas y con esos números mágicos que anuncian un nuevo año. He querido esta vez darle aires brillantes y elegantes alejados de los clásicos rojos de siempre. Toques negros y platas, mis aliados últimamente...
 Me gusta el cambio porque a veces los cambios son necesarios. Renovarse, bonita palabra como deseo para un nuevo año...

 Hoy dejaremos atrás un año para abrirnos a otro que creo será especial. No me gustan los años impares, pero este lleva mi cifra mágica, ese número quince que es mi preferido...

 Así que desde aquí os deseo 2 millones de sonrisas todos los días...
 0 millones de tristezas, para que las queremos...
 1 millón de deliciosos planes que realizar...
 Y 5 millones de alegrías que celebrar...
2015, bonita cifra...

 Sigamos rodeándonos de todo aquello que nos enamora día tras día...
 De la belleza de las cosas sencillas que poco a poco se irán abriendo a enormes deseos...

 Dejemos entrar a la alegría, que nos inunde y sepamos contagiarla a quienes nos rodean...
 Y abramos este nuevo año de la mejor de las maneras...

 La noche de hoy será especial, larga, festiva, en ese lugar elegido, rodeados de los nuestros, repleta de risas, brindis, baile, manjares exquisitos, vestidas de gala y con esa enorme sonrisa en nuestras caras de enorme felicidad...

 Enciendo mis velas de la blanca chimenea, os las quiero brindar a todas y cada una de vosotras. A mis seguidoras, a las de aquí pero también a las de lejanos países como Costa Rica, Miami, Chile, México, Argentina, Alemania, China...A personas especiales que nunca dejan de entrar y comentar, como mi adorable Marta Lladó y a otras muchas que aunque en silencio me leen casi todos los días...
 Sin vosotras esta ventanita  no tendría ninguno de los sentidos. Por ello ilumino hoy mi pequeño vergel en la ciudad totalmente vestido de gala, porque os lo merecéis y porque espero veros por aquí, por lo menos, otro nuevo año...

 Con 2015 besotes...

¡Feliz Noche Vieja mujeres maravillosas!

Y hasta el año que vieneeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeee...Que esta noche mágica y especial se convierta en la mejor de todas...

30 de diciembre de 2014

En la víspera del nuevo año

 En la víspera de la noche de fin de año, estoy algo malita. Aquí me tenéis tumbada en mi sofá con un gran resfriado, rodeada de cojines, mi manta y mis gruesos calcetines de lana. Así que hoy los protagonistas son mis pies que se cuelan a través de las fotos...
 De paso me tomo un calentito caldo y retomo uno de mis libros. Os lo recomiendo, a su autora francesa y a su " Juntos, para siempre". Estar malita también tiene algo de ventaja porque nos miman un poquito más y nos permitimos pequeños lujos como acurrucarnos en el sofá, leer y dejar que pasen las horas...




 Eso si, haber si me recupero para mañana que es un día muy especial. Nos espera una gran cena en casa de mi cuñada, rodeados de familia. Y tengo que colocarme mi vestido negro algo escotado, así que hoy mucha leche con miel, mucha sopita caliente y mucho descanso. No quiero perderme la fiesta de fin de año y el saludo al nuevo 2015 que ahora, si que si, ya está colándose en nuestras casas...
 Y mis pies se giran hacia un lado y hacia otro. El día es hoy soleado pero muy fresquito...

 Nuestra Yaiza busca el solecito para reconfortarse, pero sin separarse de mi...

 Y yo sigo con mi lectura y mi caldo de rico pollo...

 Y así transcurrirá mi martes de hoy. Me despido de todas vosotras, pero antes y como no podía ser de otra manera os enseño nuevos pequeños portavelas. Yo soy así, siempre tengo que dejar colar algo por muy diminuto que sea a través de la ventana...
 Son tres, redondos y con dibujos en negro que bien tasan con toda la decoración...
 Pero sobre todo con el empapelado de la gran pared...
Esperando están para ser encendidos el primer día del año...

Me encantan sus motivos de rayas desiguales y sus estrellas. Lo mejor es que después de las navidades podrán quedarse donde están, perderán sus matices festivos para adaptarse al gran buffette...

 En fin preciosas, que os dejo para acurrucarme en mi manta de pelo. Mañana me pasaré sin falta para desearos a todas una especial Noche Vieja. Espero veros a todassssssssssssssssssss por aquí, que paso lista...
 Feliz martes, a pesar de mi gran resfriado, siempre entro por aquí para mantener abierto nuestro especial mundo...
Besos hoy no, no vaya a ser que os lo pegue, mejor montones de sonrisas para todas vosotras...

29 de diciembre de 2014

La casa de la estrella


¿Os apetece iniciar este lunes con una gran casa rodeada de nieve?...Para que no se diga que a pesar del frío en lejanos países, éstos se olvidan por completo de decorar sus casas, de salir a sus exteriores y de mimar cada interior con auténtica belleza. El hogar de hoy está repleto de blancura,  de calidez, de detalles navideños, de textiles de pelo para abrigarla y de habitantes que sonríen a pesar de su extremo clima.
¡Adelante, sus puertas están abiertas, su chimenea encendida, su gran árbol encendido y en su preciosa cocina quizás se esté cocinando, ese delicioso plato que todas deseamos probar...Y ya me contaréis si como a mi, os ha enamorado...
Feliz lunes guapísimas, nueva semana repleta de maravillas ya está llamando a nuestras puertas, vamos a por ellaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa...
Después de un paseo de invierno a lo largo del agua, es bueno para venir desde el frío.  Idealmente, la familia se reunió en la cocina que pyntats para la Navidad con velas, manzanas y hermosas ramas.El gran sofá es precioso para acurrucarse, entre julkuddar y fårfällar.  Aquí, en el salón reunió a todo cuando es el momento para la entrega de Navidad.Un montón de velas y un plato de manzanas rojas - Pernilla suena simple para ser hermosa para la Navidad.  El más pequeño Jacob lee julrim mientras que espera Santa.