nieve

30 de junio de 2014

En mi reino...

Así estaba hoy mi reino...Sereno, ordenado, todo bien colocadito...

Los cojines perfectamente alineados y los plaids doblados y adornando sobre la cama...


Hasta me he decido a colocar una antigua jarra de porcelana con bonitas flores blancas de alegrías. Algún otro día os explicaré la historia de esta pieza de vajilla que hasta cuenta con palangana...


Flores...corazones colgando...portavelas...Ya sabéis todas de mi pasión por los detalles, por los arreglos florales y por el orden...


Hasta me he animado a esparcir saquitos de olor para que toda la estancia desprenda aromas de fresca lavanda


Después y como todas las mañanas, ventanales abiertos de par en par, hay que dejar entrar el aire veraniego de primeras horas del día. A través de ellos mi pequeño vergel asoma con su colorido y rebosante verde...


Tranquilidad total, calma y orden, es lo que respira mi reino. Y me encanta porque todo ello forma parte de mi día a día. Me da ese equilibrio que nos hace sentir a todos de maravilla...


Sin embargo hay momentos, en que aparecen mis dos bichitos. Y ellos no entienden de orden ni de equilibrios. Se enzarzan en sus juegos corre que te corre y acaban tumbados en mi cama...


Adiós ordén, relajación y todo lo demás...

Celia y Yaiza conviven hace años, son inseparables, amigas incondicionales, buscadoras de juegos y cómplices de montones de cosas. Dale un perro a un niño y le darás el regalo más preciado. Ellas se entienden a la perfección y en todo momento se buscan mutuamente para tumbarse en el sofá, salir a dar un largo paseo o simplemente, como tantas veces,  juguetear en mi reino...No hay más que verlas, me encantan estas fotos. Es como si se imitaran la una a la otra, esas caras de pillas y de satisfacción por tenerse la una a la otra...




Y por arte de magia desaparecen los cojines alineados, los plaids bien colocados y ese orden de primeras horas...

Pero no me importa, es la salsa de mi hogar. Los gritos, las correrías, esa pelota que rueda y esos arrumacos de la una hacia la otra. Después cuando no las tengo, ahiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiii como las echo de menos, es entonces cuando desearía verlo todo desordenado por el simple placer de verlas felices...

¿Sabéis qué preciosas?...Que momentos hay muchos, que los hogares necesitan de un equilibrio para funcionar, de un orden para sentirnos a gusto y de especiales rincones para admirar la belleza. Pero yo si tengo que elegir, prefiero cojines en el suelo, risas de fondo, mantas que se desdoblan y alegría a mi alrededor...

Después ya tendremos tiempo de ordenarlo todo y de admirar en silencio esas flores acabadas de colocar...

El lunes ha empezado y como cuestan los lunes...Pero sé que le daremos montones de usos maravillosos para hacerlo el mejor de todos los días. ¿Vamos a por él?...

29 de junio de 2014

Domingo de piscina


Hoy domingo, os invito a la piscina. Pero no a una cualquiera, no a mis mujeres favoritas, os invito a una piscina con exteriores de ensueño y rodeada de una casa señorial que nos está pidiendo a gritos quedarnos no solo una tarde, sino toda una vida...¿Os venís conmigo?...

El agua tiene la temperatura idónea. las hamacas dispuestas para que nos tumbemos en ellas, el verde nos rodea para satisfacernos y las puertas de la casa esperan ser abiertas para cuando nos cansemos...

Tardaremos en cansarnos, pero cuando lo hagamos el azul y el blanco nos abrirán sus puertas...

Quizás una merienda junto a los tulipanes...

O una perfecta lectura en el sillón orejero, rodeadas de luz, blanca madera, espacios equilibrados y techos que se pierden hasta el infinito...

¿Alguna de vosotras desea preparar la cena?...La cocina invita a ello, hay espacio de sobra, luz a raudales y un libro de recetas descansando en el atril...

Elegiremos la mesa que apoya sobre el gran ventanal. nada más perfecto que cenar mirando al exterior, a esa piscina azul que es el alma de todo...

¿Y luego que nos queda?...Pues un perfecto baño relajante en una estancia igualmente perfecta...

Y al llegar la noche, hartas de piscina, charlas en el salón, buena comida, risas y muchísimo más...A nuestro reino preferido, a envolvernos en dulces sueños completamente relajadas...

¿Que os parecen mis planes compartidos chicas?. No me negaréis que son realmente tentadores, empezando por ese baño en la piscina y terminando por el disfrute en cada una de las estancias...Yo pongo el lugar, las imágenes y la belleza...Vosotras la imaginación y el pasaros por aquí...

 Felicísima tarde de domingo, mañana, si os asomáis por aquí, volveremos a soñar...

28 de junio de 2014

Sábado con un poco de todo...

Buenos días de sábado preciosas,. hoy tocar presumir de amor de hombre...Dicho así suena rarísimo, pero es verdad, me enorgullezco de mi verde planta comprada hace meses, esa planta colgante insignificante que se ha convertido en una de mis preferidas. Si se os resisten todas las variedades, escoged esta porque crece deprisa, sin apenas daros cuenta. Pasa de una simple rama escuálida a toda una explosión de hojas variegadas, en dos tonos verdes por un lado y aliladas por otro. Cierto es que no nos brinda flores, pero su porte colgante la hace llamativa y especial...

Mi mesa de la cocina la recibe hoy como especial detalle y me encanta. Combinando con complementos en plata y textiles en lila. Detrás de ella colgando en un sutil macetero, asoma otra igual pero mucho más pequeña. La que pertenece a mi Celia, ella la trasplantó y espera con impaciencia que se ponga igual de hermosa que la mía. No tardará, ya mismo colgará elegante desplegando sus brillantes hojas a lo largo del macetero...







"El amor de hombre"es versátil, lo mismo se adapta a exteriores en sombra que a luminosos interiores. No necesita muchos mimos y sin apenas darnos cuenta se harán enormes para formar parte de cualquiera de nuestros rincones...


Yo escojo colocarla en el interior, en el oficce de la cocina, para poder disfrutar de ella todos los días y en todo momento. La pequeñita y por unanimidad, la colocaremos en la pequeña terraza como parte imprescindible del pequeño vergel...





Sábado veraniego el de hoy con verde colorido, elegancia, mucho porte y hojas que se deslizan...Imprescindible era contar entre mis variedades con "el amor de hombre", porque no todo son flores y colorido, también me gusta rodearme de verdor que ilumine los espacios...



Por cierto, cambiante que están los días por estas tierras. Tanto que ayer llovió, lució el sol y entre uno y otro se dibujó un impresionante arco iris...Recorría todo el cielo a través de mi ciudad...







Nuestra Yaiza lo miraba absorta, no demasiado convencida. A su cama que se fue entre las piernas de Celia para recibir esas caricias que tanto le gustan...

Inseparables que son ellas...

Y yo os adelanto nueva novedad, textiles para mi salón que como todo lo demás deseaba vestirse de veranito...Pero eso será otro día, ahora toca disfrutar de este sábado, de sus horas que nos quedan por delante. Así que chicas, vamos a por él...

¡Feliz día!