nieve

30 de noviembre de 2013

¡Bienvenida Poinsetia!

Y llegó a nuestra casa, la bonita poinsetia o flor de Pascua...roja, brillante y totalmente navideña. De la mano de Víctor, un regalo que me hace año tras año para dar casi por inauguradas las fiestas que ya mismo entrarán en nuestros hogares. El pequeño cojín del banco lo indica y da la bienvenida a una planta que no debe faltar en nuestros rincones. Delicada, que requiere ciertos mimos más especiales que el resto, pero que si los seguimos y los cumplimos, decorarán junto a nosotras mucho más tiempo que el de las simples Navidades...



Indispensable buscarle un macetero de acorde a sus colores. Y yo lo tengo. El decorado con pájaros, mariposas y tenues flores...Queda genial, porque es alto y profundo, dándole elegancia a una planta que ya lo es por naturaleza. ¿Sabéis?... Están de moda estas aves, en cuadros, manteles, relojes, hasta en paragueros como el mío. Y a mi me encanta, una perfecta combinación, porque son grandes aliados de las plantas.Cojo el arreglo y me lo llevo a la cocina, este año la Poinsetia la decorará. Sobre el mármol dejando que su intenso colorido lo inunde todo. Después un pequeño detalle, una casita blanca de pájaros con tejado en gris. La coloco al lado, es como si lo pájaros quisieran salirse del macetero para meterse en ella calentitos a pasar el duro invierno.












Ya está, el cálido rincón creado. Primeras pinceladas navideñas en casa, y las que me quedan, porque no hay nada mejor para las amantes de la decoración como estas fiestas que nos llegan. Desplegamos montones de ideas por todas las estancias. Ahora me voy a mimar un poco la nueva planta...Agua tibia para regarla, mejor por inmersión...pulverizaciones sobre las hojas para evitar la sequedad ambiental y por nada del mundo dejemos que les lleguen corrientes de aire pues perderían todas sus hojas. Delicada lo es, y mucho. Tengo amigas que las prefieren artificiales, pero yo me niego, me resisto a no tener el colorido, la textura y la belleza de sus hojas naturales...



Y ya está cuidada, colocada y mimada. De paso os dejo entrever una nueva bandeja en plata que utilizaré para hacer el centro de Adviento... Que ganas tengo de prepararlo y encender mañana la primera vela...Aiiiiiiiiiiiiiiiiii, que las tan esperadas fiestas están a punto de llamar a nuestras puertas y que mejor manera de recibirlas que con una espléndida flor de Pascua...


Feliz fin de semana fresquito y nevado para todassssssssssssssssssssssss


28 de noviembre de 2013

La belleza de unos bulbos...

Quería esperarme unos días más hasta que mis bulbos estuvieran totalmente en flor. Pero no he podido resistirme, así a medio abrir son de una total belleza que tengo que enseñaros...Que maravilla que una simple cebolla pueda dar flores tan y tan espléndidas,¿no creéis?...
El azul se ha adelantado al rosa y ya empiezan a despuntarle delicadas flores en añil intenso, uno de mis colores preferidos. El rosa, más perezoso continua adormilado, pero ya mismo me deslumbrará con flores igualmente bonitas...Les he dado la ubicación perfecta. Frente al gran ventanal del comedor, el calorcito les viene genial para florecer y la luz su máxima vitamina. Después algo de agua pulverizando suavemente la tierra y ya está, nada más, y permanecerán como único centro de esta estancia no solo por su belleza, sino también por su agradable perfume...Luego la nota decorativa que no debe faltar. Sumergidos en copas de cristal y juntos compartiendo una bandeja blanca que me encanta y en la que además de colocar pastelitos y demás delicias también sirve perfectamente para lucir cualquier arreglo floral. 








 Hoy me encanta el rincón de mi comedor. Soy gran enamorada de los bulbos cualesquiera que sean, porque hay montones de variedades. Los jacintos en diferente colores son los más comunes y unos de mis preferidos. No hay nada como notas de color repartidas por casa y las plantitas de invierno a pesar del frío también nos ayudan a decorar...¿Sabéis lo más curioso?...Que ahora al llegar a casa y abrir la puerta, lo primero que veo a lo lejos es esa pareja de jacintos adornando mi mesa y me quedo un ratito admirando su colorido...No os digo nada cuando estén completamente florecidos con sus pétalos abiertos. Entonces nadie podrá apartarme de la puerta...




Ahora me voy corriendo a comprar, estoy en plena elaboración de mi centro de velas de Adviento que debo encender sin falta este próximo domingo. Haber como me queda este año...Y por supuesto ya mismo os lo enseño. Ummmmmmmmmmm como me gustan las tradiciones y ésta tan nórdica levanta todas mis pasiones...
Con preciosos bulbos en flor que ya mismo abrirán por completo, os deseo a todas un jueves repleto de todo lo mejor. No olvidéis de elaborar vuestro centro de velas. La primera tenemos que encenderla este domingo como mandan los cánones...
Para todas, montones de besosssssssssssssssssssssssssss

27 de noviembre de 2013

Atrapando la luz

Cuando buscábamos nueva vivienda, vimos muchísimas, y la elección final fue tarea complicada...De entre tantas y tantas preciosas casas, la que se llevó nuestra elección fue ésta en la que ahora vivimos. Y debo confesaros que fue su luz la que nos atrapó, nos enamoró robándonos el corazón. Esa sucesión de grandes ventanales en el salón la hizo y la hace irresistible. Esta mañana no he podido contenerme y cámara en mano e intentado atrapar la luz que inundaba mi hogar. Todo para enseñaros que unos espacios luminosos son la esencia del todo...Llegamos a las puertas del invierno, y yo no me lo pienso dos veces. Levanto persianas, subo cortinas y dejo que el solecito de esta estación visite mi casa. No sé que tiene la luz invernal, pero a mi me encanta. Es mágica, tenue, delicada y maravillosa, tal vez como yo he pretendido que sea mi casa...Después los complementos y telas ayudan a atraparla...Detalles en plata, tejidos satinados, un gran espejo que la refleje, paredes blancas, un sutil empapelado de ligero brillo, un suelo decapado...En fin pequeños trucos que nos aportan toda la luminosida que necesitamos.







Y parte de la belleza es gracias a esta balconera que se abre a la pequeña terracita que tanto disfrutamos en estas fechas...Ese sol que se cuela y se amplia a todo el salón es una auténtica gozada. Y sino fíjaros en el brezo, el ciclamén y los tajetes. Ahí están florecidos y preciosos a pesar de los 4º que hoy marca el termómetro. Hasta la muñequita del macetero está pletórica bajo el verde geranio...



Y la luz sigue y sigue, llegando hasta mi habitación...Y vuelve a iluminarlo todo. Ella también goza de una gran balconera abierta a la cabaña, como yo llamo al pequeño balcón. Aquí también hay complementos que ayudan a atraparla...delicados blancos y grises en cojines, mantas y edredón, complementos en cristal y delicadas flores que la hacen etérea y natural...






Vuelvo al salón. ¿Os habéis fijado en la manta arremolinada en el sofá?...Ja,ja, es nuestra Yaiza totalmente tapada con su manta preferida, esa de largo y suave pelo que hace las delicias de todos en casa. Ella también disfruta de la preciosa luz de hoy. Relajada y adormilada, tan solo levanta la cabeza para ver como yo poco a poco voy sacando las fotos...Aiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiii, que felicidad...




 A veces me pregunto, si la autora de la belleza de mi vergel interior no serán esos grandes ventanales que lo inundan todo...Y sino mirad hoy mis bulbos de hace días. Empiezan a abrirse tímidamente y dentro de poco me regalarán preciosas florecillas aromáticas de indiscutible encanto. Mañana sin falta, os los enseñaré con todo detalle...
Vimos montones de casas, más grandes, con más estancias, mejor ubicadas...Pero, sin dudarlo, a Víctor y a mi nos atrapó la preciosa luz, de éste mi hogar, que hoy comparto con todas vosotras...
Maravilloso día luminoso para todas...